Poza Rica, Ver., julio 17.- Una avenida de agua sin precedente en los casi 60 años de Poza Rica como municipio libre, dejó bajo el agua prácticamente al fraccionamiento La Florida, al alcanzar el río ¡5.40 metros!, nunca antes registrados y sobrepasar con mucho, su nivel crítico de 4.60., por lo que hubo de ponerse a salvo a los habitantes de esta y otras zonas bajas de la ciudad.

El alcalde Juan Alfredo Gándara Andrade, al ser avisado durante la madrugada, del problema, inmediatamente acudió junto con Protección Civil a dar la voz de alerta y a apoyar a quienes quisieron ponerse a salvo porque el río tendía a desbordarse como sucedió por la mañana, cuando las casas ribereñas de La Florida, quedaron prácticamente bajo el agua.

A las 3 de la madrugada, caía la lluvia con una intensidad de 93 mm desde la sierra hacia esta zona, lo que provocó una gran avenida de agua que inundó La Esperanza, La Quebradora, sector Villahermosa de la colonia Morelos, Ignacio de la Llave, Las Granjas, Palma Sola, Lázaro Cárdenas, Las Gaviotas, Villa de las Flores y La Florida.

En poco menos de 72 horas, este último sector ha sido blanco de inundaciones severas. Esta fue aún más que la del jueves pasado. En su recorrido por el sector, Gándara Andrade escuchó a la gente y dispuso la atención debida para los damnificados.

En entrevista, dio a conocer que desde muy temprano se advirtió del fenómeno por lo que esta vez, muchos salieron, al atender las recomendaciones oportunamente, pero otros ya no tuvieron tiempo y les ganó el agua, por la rapidez con que bajó la avenida.

ATENCIÓN A TODOS SIN DISTINGOS

Durante la emergencia “a todos se atendió sin distinción alguna ni hacer trabajo de otro tipo” en cada una de los sectores inundados que son varios y “a ninguno se ha dejado de apoyar, porque es el compromiso del gobernador Javier Duarte de Ochoa y el que nosotros hicimos” y precisó que este es “un trabajo conjunto de Protección Civil, el Estado, CONAGUA, CAEV y el Ayuntamiento, pero sobre todo de la población”

Temprano enteró al gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien dispuso de toda la ayuda necesaria para los damnificados, a los que se apoyará para la limpieza y aseos de calles, aunque existe el pronóstico de que esta tarde-noche, habrán de precipitarse lluvias de entre 10 a 30 mm, lo que hace que no se baje la emergencia, al contrario. Lo que se requiere es estar pendientes y que la gente, evite introducirse a sus hogares, sino que acuda con algún familiar al albergue del gimnasio municipal.

El Ejército, los bomberos, el personal de Protección Civil del Ayuntamiento, la policía intermunicipal, nuevamente unieron sus esfuerzos para actuar en forma conjunta en solidaridad a las familias afectadas, para ayudarlas.