Reconoce Gándara el apoyo del gobernador

POZA RICA EXTERNA SU GRATITUD A JDO

* Hay severos daños a la infraestructura urbana originados por la contingencia

Poza Rica está agradecida con el Gobernador Javier Duarte de Ochoa, ya que de manera permanente se mantuvo al pendiente del alertamiento que se realizó por la contingencia del domingo, disponiendo todo el apoyo a las colonias afectadas, por ello le manifestamos nuestra gratitud, señaló el presidente municipal, Alfredo Gándara Andrade.

Ante los severos daños originados a la infraestructura urbana y el desgajamiento de cerros, que ponen en riesgo varias viviendas, provocados por las inundaciones, solicitará al Gobierno del Estado, que promueva la declaratoria de desastre para Poza Rica, “ya que los recursos del municipio resultan insuficientes para atender la reparación o reconstrucción de al menos 7 puentes dañados y construir muros de contención en donde sean necesarios”.

Durante una entrevista con el presidente municipal Juan Alfredo Gándara, reiteró “mi agradecimiento al gobernador Javier Duarte de Ochoa, por el alertamiento sobre la situación climática que nos permitió salir con saldo blanco sin víctimas humanas y además por enviarnos apoyo con maquinaria y la presencia de funcionarios de su gobierno para atender las zonas afectadas”.

Gándara Andrade, agregó que: “nuestra prioridad en estos casos tal y cual es la preocupación del gobernador Javier Duarte de Ochoa, es salvaguardar la vida de las personas.

En La Florida donde se registraron los mayores daños, hay poco menos de 400 elementos entre personal del Ayuntamiento, CAEV, Ejército Mexicano, voluntarios del Sindicato de Empleados Municipales, comerciantes, asociaciones civiles, “Boy Scout que están apoyando al DIF en el reparto de alimento caliente”.

 

NO MÁS ASENTAMIENTOS EN ZONAS DE RIESGO.

Gándara Andrade, dijo que gracias a la iniciativa de ley que el gobernador Javier Duarte de Ochoa, aprobada por el Congreso, no se permitirán más asentamientos irregulares en zonas de riesgo y recordó que en su campaña, los habitantes de La Esperanza, le solicitaron apoyo para regularizarla y claro les dijo que no era posible, por el riesgo grave que correrían, lo que quedó corroborado con estas dos últimas avenidas de agua que la inundaron totalmente.

Sin embargo, se analizará conjuntamente Ayuntamiento con Patrimonio del Estado “la reubicación de estas familias de acuerdo con un censo real que tenemos. No es posible que sigan construyendo viviendas o sentamientos irregulares en zonas de alto riesgo”.