Así es la vida, Medea mexicana

en el Foro Torre Lapham

 

Escena de Así es la vida que se presenta en el Foro Fernando Torre Lapham de la Facultad de Teatro

 
·        Adaptación del guión cinematográfico de Paz Alicia García Diego que lleva la tragedia de la humillación y venganza de Medea al México contemporáneo.
·        Cuatro elencos diferentes presentan la puesta hasta finales de octubre.
 
Marcelo Sánchez Cruz
 
¿Se puede controlar la sed de venganza ante una traición? ¿De qué es capaz una mujer que de pronto ve perdido lo que considera su razón de vivir? ¿Ha de reaccionar y tomar represalias o decirse solamente “Así es la vida”?
En el Foro Fernando Torre Lapham, de la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana (UV), se presenta Así es la Vida, pieza basada en el mito de Medea, con alumnos dirigidos por Roberto Benítez.
Así es la vida es una adaptación realizada por los propios estudiantes y Benítez del guión cinematográfico de Paz Alicia García Diego, quien llevó la tragedia de la humillación y venganza de Medea al México contemporáneo.
En la mitología, Medea es una hechicera hija del rey Eetes, Custodio del vellocino de oro, que se enamora perdidamente de Jasón y traiciona a su padre ayudando a robar el vellocino y huyendo a Grecia, donde tiene dos hijos, pero Jasón la deja para casarse con la hija del rey de Corinto y Medea, en venganza asesina a sus hijos y huye.
         En Así es la vida, Julia es una joven humilde que hace “limpias” y abortos clandestinos para vivir y ha sido abandonada por Nicolás, quien se ha enamorado de la hija del dueño de la vecindad en que viven. 
         En su soliloquio inicial, Julia reclama a Nicolás su traición, diciéndole que ella abandonó su tierra para seguirlo por el país en su fracasada carrera de boxeador, que le dio dos hijos y que aun así, nada más que él le importa.
         Mientras tanto, Nicolás, en la cama con su nueva amante, habla de Julia, a quien todos desprecian por considerarla bruja, y su joven prometida le asegura que con ella él va a estar mejor pues ella sí nació con suerte.
         Las cosas se complican más para Julia cuando “la Marrana”, el dueño de la vecindad, le pide que se vaya esa misma noche pues la boda es al día siguiente y no quiere a la antigua mujer del esposo de su hija cerca.
Julia pide a “la Marrana que la deje quedarse pues no tiene a nada ni a nadie. Humillada, le besa los pies para mover su compasión, aun así, sólo obtiene una noche de plazo, el día de la boda de Nicolás, ella debe irse.
Cuando Nicolás trata de buscar sus cosas y ver a sus hijos, Julia le reclama nuevamente. Él la tacha de loca y le dice que su amor por ella ha muerto, que se vaya y le deje a sus hijos para iniciar una nueva vida. Desesperada, Julia rompe su ropa y lo corre de la casa.
         Julia es aconsejada por su comadre Adela a que se olvide de Nicolás, pero ella, jura desquitarse en lo que más le duela a “Nico”, y mientras sigue practicando abortos en su dispensario, comienza a planear su venganza.
Esa noche Julia realiza una invocación satánica cuando es sorprendida por Adela, quien le repite que se olvide de Nico, que se lleve a sus hijos y regrese a su pueblo. Julia le dice que en la mañana todo se resolverá.
          A la mañana siguiente, Julia viste a los pequeños para que vayan a la boda de su padre, sin embargo, sus planes son muy diferentes: con cuchillo en mano, termina la vida de su hijo en la tina del baño y después, la de su hija.
         Nicolás llega a encontrar la sangre derramada de sus hijos, y culpándose a él y a “la Marrana” sale en busca de Julia, quien se ha ido de la vecindad, con el saco de Nicolás al hombro, diciendo simplemente “buenas noches”.
         El escenario presagia la fatalidad: dos paneles centrales semejan flamas encendidas y un piso enrojecido por sangre que escurre hacia una cloaca de baño, hacen que el trascurrir de la acción nunca pierda de vista el desenlace.
La puesta saca ventaja de pocos pero bien planeados recursos escénicos: la escenografía se desliza por el escenario creando diferentes atmósferas. En particular, enmarcando la tina de baño donde se realiza el sacrificio final.
         La versión fílmica suple el coro griego por un trío que se escucha en la radio o aparece en la televisión. En el montaje, realizado en forma de cuadros,  tres cantantes describan las emociones de los personajes y los sucesos.
Es de destacar que para las funciones que se realizarán las dos últimas semanas de octubre, Se han integrado cuatro diferentes elencos, para dar oportunidad a los jóvenes actores de desempeñar diversos roles en la puesta.
         Así es la vida se presenta los días 20, 21, 22 23, 25, 26, 27 y 28 de octubre. Los horarios son: jueves, viernes, martes y miércoles 20:00 horas, sábados y domingos 19:00 horas.
         El Foro Torre Lapham está ubicado en el Segundo Patio de la Unidad de Artes de la Universidad Veracruzana, Belisario Domínguez N° 25, zona centro. El cupo es limitado. Mayores informes al teléfono (01228) 8172134.