Coatzacoalcos, Ver.- Luego de las gestiones realizadas a través del sistema DIF Municipal, Lupita Félix de Theurel logra reunir a madres e hijos de dos familias diferentes, quienes se encontraban angustiadas por no saber sobre el paradero de sus consanguíneos.

El primero de los reencuentros, se dio entre Jesús Gómez Flores, de 17 años de edad, y su mamá la señora Braulia Flores de Jesús, de Villa Allende; quienes desde hace más de dos años no se veían, porque el joven se fue de su hogar en busca de cumplir el famoso “sueño americano”.

No obstante, fue deportado de Estados Unidos y, a través del sistema DIF de la ciudad de Nogales, fue enviado a ese mismo organismo del estado de Puebla; hasta donde personal del DIF Coatzacoalcos se trasladó para traerlo de vuelta a casa.

Por su parte, Lupita Félix de Theurel le aconsejó a Jesús a que continúe estudiando y le ofreció la oportunidad de capacitarse en alguno de los cursos impartidos por ese organismo, de modo que pueda autoemplearse y con ello apoyar a su madre, quien a su vez se manifestó profundamente agradecida por la exitosa gestión de la Presidenta del sistema DIF Coatzacoalcos.

En tanto, María Malpica Guillén, de 81 años de edad y quien deambulaba por la Central Camionera de esta ciudad, fue detectada a través de un prestigiado noticiero radiofónico local y rescatada por el sistema DIF Coatzacoalcos, en cuyas instalaciones estuvo bajo resguardo por espacio de tres días, hasta que aparecieron los familiares.

En este caso, Lupita Félix de Theurel giró instrucciones de realizar los trámites correspondientes para localizar a Alfredo, Antonio y Elvira Ramos Malpica, hijos de doña María; quienes estaban desesperados buscando a su progenitora a quien ya habían reportada como extraviada.