Amor y un beso enorme para ti, Elsa de León, hoy

que te adentras en los mejores diez años de tu vida.

Ramsés Yunes Zorrilla y Fernando Schwartz se han venido convirtiendo en el dúo

protagónico de las emisiones deportivas, a partir de que iniciaron los Juegos

Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 (JCC).

En los últimos cinco días han venido transcurriendo los eventos con muchas

emociones dentro de las canchas y un ejemplar comportamiento de espectadores,

deportistas y jueces. Las dudas ciertas o hechizas sobre la realización de esta

justa internacional se borraron desde el día inicial, con la fastuosa explosión de

nuestra milenaria cultura veracruzana, que fue mostrada al mundo a través de la

tecnología, la escenografía, el sonido, la luz y el movimiento.

Esa inauguración ha quedado para la historia como símbolo de que en Veracruz

las cosas se pueden hacer de manera perfecta, pero además con el añadido de

nuestras bellezas, nuestra gente y nuestra alegría.

Desde el canal de RTV, Ramsés y Schwartz han venido aportado su grano de

arena a esa magia con su profesionalismo y su simpatía. Sus comentarios y sus

observaciones le dan un sabor adicional a las competencias, y los televidentes se

muestran contentos con la guía de estos expertos.

Muchos millones de personas en todo el mundo -más de 150 se calcula- han

seguido los Juegos a través de la televisión; muchos millones de veracruzanos

han podido emocionarse con el espectáculo del cuerpo y el músculo. Y además se

han asomado a una pantalla que ofrece transmisiones de última generación, con

la más pura imagen, que permite observar hasta el último detalle, pues nuestro

canal oficial, el de Radio y Televisión de Veracruz, ahora funciona con tecnología

de punta, con lo último en fierros y programas.

Poco se ha dicho, poco se ha notado, pero la inversión destinada por el Gobierno

de Javier Darte de Ochoa para la radio y la televisión de los veracruzanos ronda

los 400 millones de pesos.

Esa suma ha permitido que en la televisión abierta podamos obtener una señal

HD, a través del canal 26.1, que supera la calidad de las transmisiones por cable.

Y es una señal para todos, gratuita.

En ella descuellan Schwartz y Ramsés. El primero, con su vasta experiencia que

lo hace uno de los cronistas deportivos más reconocidos de México. El segundo,

nuestro paisano peroteño, con su memoria enciclopédica y su conocimiento brutal

de verdadero fanático del deporte. Y sume sus personalidades, el carisma, la

presencia ante cámaras.

Bien que nuestro canal se haya modernizado (Juan Octavio Pavón, el cumplido y

entusiasta Director de RTV, sabe las penurias y nervios que eso costó); bien que

nuestra televisión se haya encargado de las transmisiones de todos los eventos;

bien que se ofrezca una señal de primer mundo.

Y mejor que estén al frente Fernando y Ramsés, Schwartz y Yunes, tan

conocedores, tan divertidos, tan interesantes.

No cualquiera…

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet