IVEC RevueltasEl Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) se unió al reciente homenaje nacional a José Revueltas, con una lectura colectiva en voz alta de su obra literaria, actividad realizada por invitación del Departamento de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Como parte de los festejos por su natalicio centenario, en el Café Teatro Tierra-Luna, casi una veintena de lectores pusieron su granito de arena a través de la lectura en voz alta de relatos o fragmentos de novelas del escritor y activista político.

De acuerdo con la jefa del Departamento de Publicaciones y Bibliotecas  del IVEC, Claudia Domínguez Mejía, “la idea fue que en diversas partes del país se recuerde a este extraordinario escritor y quisimos que este evento no fuera en un recinto identificado de manera oficial, ya que la postura ideológica de Revueltas era que la literatura se llevara a las calles, que estuviera en contacto directo con las personas, por eso quisimos se realizó en un café, sobre todo en éste que para algunos xalapeños es emblemático.

“Hicimos un rol de personas para las lecturas, contamos con la colaboración del grupo Las Aureolas, organizado por Enrique Ceja, que sesiona los sábados en el mismo espacio. Se leyeron fragmentos de obras como El Apando, el volumen de cuentos El sino del Escorpión y Dormir en tierra, entre otros.

“Resulta coyuntural leer a un autor como él, dadas las circunstancias actuales en que necesitamos tener una actitud más activa y crítica. Nos queda la inteligencia, la creatividad, la imaginación  y las propuestas; más allá de manifestar nuestra postura y desacuerdo ante las situaciones que vivimos. Una forma contestataria de ser es trabajando y haciendo lo que tenemos que hacer”, expresó quien también participó en la dinámica, además de Mirna Valdez, Alicia Castillo y Lilia Cruz.

Por su parte, José Cruz Domínguez Osorio participó leyendo el poemaDiscurso de José Revueltas a los perros en el Parque Hundido, de Enrique González Rojo Arthur con Ilustraciones de Santiago Solís, basado en una anécdota de fines de los años 50, cuando el escritor y el dibujante Héctor Xavier, luego de unas copas de vino, se dirigieron al jardín Luis G. Urbina, conocido como Parque Hundido, para comer unas tortas y al ver la concurrencia de perros callejeros, Revueltas les pronunció un discurso.

Otro de los textos utilizados en el homenaje es El sino del Escorpión, una compilación de relatos con edición especial del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta) Conaculta y el Programa Nacional Salas de Lectura, el cual fue obsequiado por la Cámara Nacional de la Industria Editorial. Es el volumen número 35 de los publicados con motivo del Día Nacional del Libro, celebrado el 12 de noviembre.

Xalapa, Ver., 26 de noviembre de 2014