banner-golosinas-ninosMéxico, DF. 24 de abril de 2015 (Agencia Informativa Conacyt).- De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad infantil es uno de los problemas de salud púbica más grandes del siglo XXI; tan solo en niños de edad preescolar la prevalencia de este problema supera el 30 por ciento.

A decir de la investigadora y especialista en ciencia de los alimentos, Yolanda Beatriz Moguel Ordóñez, esta enfermedad en etapas tempranas está relacionada con el consumo no moderado de golosinas, especialmente caramelos, los cuales contienen una cantidad muy elevada de azúcares refinados, aunque aclaró, no es la única causa del problema.

En este sentido, explicó que la sacarosa es el endulzante que se utiliza con mayor frecuencia para la elaboración de confitería. Sin embargo, su consumo en exceso representa problemas para la salud dado su alto índice glucémico, correlacionado con diabetes mellitus, hipertensión, caries, enfermedades cardiovasculares y obesidad.

Como una alternativa de sustitución de la sacarosa y edulcorantes artificiales, explicó Moguel Ordóñez, en los últimos años la industria alimentaria se ha centrado en uso de edulcorantes naturales para la elaboración de productos bajos en calorías, por ejemplo la Stevia rebaudiana Bertoni, conocida como estevia.

Así pues, un equipo de investigadores de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM), liderados por la también investigadora del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Moguel Ordóñez, lleva a cabo una serie de estudios para la elaboración de productos a base deestevia, entre los que destacan la elaboración de golosinas.

Los especialistas en ciencia y tecnología de los alimentos preparan una golosina tipo gomita reducida en calorías, con un porcentaje de sustitución de azúcar del 60 por ciento, a través del desarrollo de un jarabe que se mezcló con grenetina, saborizante, colorante y extracto de estevia.

“Para determinar la aceptación del producto, se encuestaron 90 niños con edades comprendidas entre seis y 10 años de edad, cuyo nivel de agrado fue igual al dulce gomita tradicional realizado con 100 por ciento de azúcar”, explicó la investigadora del INIFAP.

Entre los productos de confitería, comentaron la doctora Moguel Ordóñez y el investigador de la UADY David Abram Betancur Ancona, las gomitas representan el segundo lugar en ventas, gracias a su textura, sabor y formas distintas que poseen, por lo que la elaboración de dulces con esteviarepresenta una alternativa viable para reducir el alto consumo de azúcares refinados.

Actualmente, los investigadores promueven la elaboración de este producto. Además, analizan y preparan la información para realizar el registro de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

En el proyecto también participan los doctores María de la Luz Murguía Olmedo, del Campo Experimental Mocochá del INIFAP; Maira Segura Campos, de la Facultad de Ingeniería Química de la UADY; y Jorge Ruiz Ruiz, del ITM.