Edgar. Así se llama ese niño que por estas fechas ya de seguro ha de ser un adolescente, inmortalizado por el oportunismo político de Fidel Herrera Beltrán cuando México fue sacudido por la Influenza A-H1N1.

No sé en estos momentos en qué condiciones se encuentre tanto “el Niño Cero” como su estatua, pero en La Gloria, comunidad perteneciente a Perote, pasó a la historia… ¡y al Google, si uno mete el nombre de ese niño y la palabra que cambió nuestro modo de estornudar!

Pero de la Influenza A-H1N1 pasamos a otra epidemia política: ¡“La Bronquitis”!

II

El triunfo de Jaime Rodríguez Calderón en Nuevo León, como candidato independiente, cae como anillo al dedo para quienes quieren colgarse de la repentina fama que alcanzó a nivel nacional e internacional el famoso Bronco.

Hoy, algunos políticos alaban a Rodríguez Calderón y lo ubican ya como “el Candidato Cero” en espera de que tan sólo por citar su caso, se contagien los medios de comunicación y propaguen su “virus democrático” expedido con algo más complicado que un simple “¡Achú!”: su boca y opinión.

No hay que ir muy lejos… aquí en Veracruz, Uriel Flores Aguayo fue “contagiado” por esta “Bronquitis” que ya ve en Ahued un potencial “huésped” para este “virus”, que cual “caja de Pandora”, se expandió hasta la secretaría de Gobierno, siendo contagiado Gerardo Buganza Salmerón, quien presentó los primeros síntomas de esta “Bronquitis”: ¡fiebre por la Gubernatura a través de una candidatura independiente!

III

El que también anda que delira es Renato Tronco, a tal grado que fue sorprendido acudiendo a un Juzgado, y no a un Hospital, para un tratamiento especial en aras de inocular una sustancia ¡a su apelativo! ¡Vamos! en simple castellano: Busca cambiarse el apellido, ya no el nombre como lo hiciera Anilú Ingram. Renato quiere apellidarse ¡“Bronco” Gómez!

Vamos, puede parecer desmadre lo que aquí escribo, pero nadie me va a negar que de aquel 2009 a este 2015, entre la Influenza A-H1N1 y la “Bronquitis”, lo único que permanece y es latente, es el hecho de que de uno de los mejores ejercicios democráticos que tuvo esta reciente jornada electoral, como lo fue el triunfo de una candidatura independiente, es el oportunismo de nuestros políticos que ya se cuelgan del logro del Bronco, tan así, que ahí tenemos ya también a nuestra “Bronca”, Margarita Zavala, quien al no tener cabida en el PAN ¡se acordó de los ciudadanos!

smcainito@nullgmail.com