Siguen los jaloneos y persiste la indefinición hasta en tanto no se lance por fin la

convocatoria para que los campesinos veracruzanos elijan a quien será el

dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado

de Veracruz.

Pareciera que el delegado especial Tomás Gloria Requena le ha encontrado algún

gusto a su papel de presidente en funciones y por eso se mostraría rejego a que

se nombrara y llegara quien lo habrá de sustituir en su cómoda posición. He ahí

una de las razones de la tardanza en echar adelante el proceso de renovación del

liderazgo de la Liga, que durante muchos meses se mantuvo en una especie de

limbo, con líderes de varias facciones peleando violentamente por los despojos

que dejara la última presidenta formal, Bertha Hernández, quien se fue y descobijó

a la agrupación campesina en la que ella mandó y ordenó por mucho tiempo.

Ahora la tensión y el conflicto vienen por el lado del diputado local por

Chicontepec, Edgar Díaz Fuentes, quien quedó como una especie de encargado a

la salida de Bertha y no ha querido soltar la silla de ningún modo.

Ha llegado a tal grado la tozudez del chicontepecano que el delegado con

funciones de presidente terminó tronando contra él y habló de “abuso de confianza

y falsificación de documentos por parte de falsos líderes”, según leo en la puntual

nota que Claudia Montero escribe para alcalorpolitico.com, el leído portal que tan

bien dirige Joaquín Rosas Garcés.

Y por si hubiera algún asomo de duda, podemos leer ahí mismo que Tomás Gloria

Requena “dejó en claro que el diputado local Edgar Díaz Fuentes no tiene ninguna

representación en la Confederación, incluso dijo que no es cenecista y no está

invitado al Consejo Regional a realizarse en los próximos días en esta ciudad.

“No juega ningún papel aquí, no está invitado, no es parte de la CNC. Es un

compañero diputado que representa al sector rural pero para efectos de la CNC no

tiene representación”.

¿Así o más claro la quieren?

Obvio que el delegado se dio cuenta de que estaba yendo un poco lejos, y le bajó

unas rayitas a su acusación: “Nuestro amigo (Edgar Díaz) es un extraordinario

legislador, está haciendo su trabajo, pero si están utilizando nuestro logotipo y

nuestro nombre fuera de la ley, sí vamos a actuar directamente, en contra de

quien diga que él representa sin sustento legal. No es uno, hay muchos, la gente

habla y se queja.”

Bueno, pues aún no hay fecha para la convocatoria y por eso siguen los jaloneos

de quienes se pelean las sobras del banquete campesino.

Y mientras tanto, un líder genuino, un luchador social honesto, Fernando

Hernández Flores -gente leal al gobernador Duarte y amigo cercano del dirigente

nacional de la CNC, senador Manuel Cota Jiménez-, sigue empeñado en convocar

a la unidad de los campesinos veracruzanos, en proponer proyectos inteligentes

para mejorar la productividad del agro estatal, en impulsar la organización de la

gente que trabaja en el surco para que le vaya bien, como quisieron los padres

fundadores de la Liga.

¿Qué tanto le buscan, entonces?

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet