EN UNA DE LAS PEORES CRISIS DE REFUGIADOS, más de 255 mil personas han llegado a Europa de forma ilegal a través del Mediterráneo en lo que va de 2015, a bordo de balsas procedentes de los países árabes del norte de África, del Cuerno de África y del Sahel, así como de países africanos más al sur. Casi la mitad de las personas han desembarcado en las islas griegas.