descarga (2)

Xalapa, Ver., 07 de agosto de 2015.- El Comité de Meteorología del Estado de Veracruz

solicitó a la población en general, así como a las autoridades de los tres niveles de

gobierno, extremar precauciones y tomar las medidas pertinentes por el desarrollo del

evento de El Niño que, de alcanzar una magnitud fuerte o intensa, se podría contar con un

verano y otoño con déficit de lluvias y un invierno húmedo.

Durante su participación, la meteoróloga de la Comisión Nacional del Agua (Conagua),

Jessica Luna Lagunes, destacó que esto podría tener como resultado afectación en los

sectores social, agropecuaria y forestal.

“El fenómeno de El Niño podría extenderse para el siguiente año; en la primavera

presentaría una situación de sequía con lo que la temperatura se incrementa y aumenta la

posibilidad de incendios forestales, así como tormentas locales más intensas que pueden

ocasionar torbellinos o granizadas”.

En la tradicional conferencia de prensa semanal, se informó que la Canícula ha provocado

un aumento considerable en la temperatura en el estado, así como la disminución de

lluvias, por lo que parte del mes de julio y lo que va de agosto han sido muy secos y

calurosos.

Señaló que las precipitaciones están por abajo de lo normal y la temperatura máxima por

arriba de su valor medio, pues se han registrado índices de calor hasta de 50 grados en la

zona de Tuxpan, en el puerto de Veracruz de 42 y en Coatzacoalcos de 45.

Por lo anterior, se solicitó a la población atender las recomendaciones: mantenerse

hidratados, preferentemente beber agua de frutas naturales; no exponerse por periodos

prolongados a los rayos solares, especialmente entre las 12:00 y 15:00 horas; utilizar

bloqueador solar, sombrero, gorra o sombrilla; hacer uso eficiente del agua y estar atenta

al pronóstico del tiempo.

A su vez, el coordinador del Comité de Meteorología, Federico Acevedo Rosas, comentó que

en los trópicos la actividad atmosférica se mantiene sin cambio; el Pacífico sigue activo y

actualmente se tiene a la Tormenta Tropical Hilda que podría intensificarse a huracán en

las próximas 48 horas, y el Disturbio Tropical 93E, que tiene una probabilidad de 30 por

ciento de evolucionar a ciclón tropical en los siguientes cinco días.

El Atlántico sigue en relativa calma, dijo, sólo con el desarrollo de ondas tropicales. A esta

fecha existen tres, y si es el pronóstico es acertado, podría haber cinco en lo que resta de

la temporada. El bajo número de ciclones tropicales de este año se debe, principalmente,

al evento de El Niño y el comportamiento de la oscilación de Madden y Julian.

Además, el meteorólogo José Llanos Arias expuso que en todo el estado persistirá la ola de

calor que ha provocado temperaturas altas y sensiblemente altas en las últimas semanas.

Este fin de semana, se espera contar con un ambiente muy cálido, en la zona norte podría

presentarse entre 36 y 38 grados con un índice de calor de 43 a 45.

“Los municipios donde se estarían esperando los valores más altos son: Tempoal, El Higo y

Platón Sánchez; en estos lugares estaría amaneciendo con valores relativamente altos de 25

a 27 grados como mínimo”.

Señaló que en la región montañosa serían de 28 a 30 grados con índice de calor de 30 a 32;

en la sierra, como la zona de Perote, las madrugadas seguirán siendo frescas con valores

mínimos de cinco a siete.

De igual forma, en la costa la temperatura máxima será de 34 a 36 grados con un índice de

calor de 42 a 44. Mientras que en el sur se esperan de 35 a 37 grados, con calor superior a

los 45. “Estos valores podrían prevalecer hasta el próximo 23 de agosto”.

A pesar de esto, no se descartan lluvias y tormentas focalizadas, las cuales son muy

difíciles de pronosticar con mucha antelación. Entre el martes y miércoles podría formarse

una onda tropical que incremente las condiciones para precipitaciones, que no serían tan

significativas, pero la siguiente semana se prevé un repunte importante de aguaceros.