Xalapa, Ver., 07 de agosto de 2015.- La suma de recursos por parte de los tres niveles de

gobierno, destinados al desarrollo social, ha sido fundamental para combatir las carencias y

avanzar en los indicadores por los que lucha la Cruzada Nacional Sin Hambre.

Así lo expresó el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Ranulfo Márquez

Hernández, al participar en la inauguración de un domo en la comunidad Real del Oro,

municipio de Úrsulo Galván, además de la entrega de tres tarjetas de Seguro de Vida para

Jefas de Familias.

Detalló que la integración de los 79 programas federales, más los 60 estatales y recursos de

los municipios, representan la concreción real del trabajo planteado por el presidente

Enrique Peña Nieto, que se refleja en el desarrollo de obra pública en las comunidades de

Veracruz.

Durante el evento, otorgó la beca económica del Seguro de Vida para Jefas de Familia a

Josefina Utrera León, quien cuidará que su nieto de 13 años realice su estudios

universitarios, a pesar de que su madre falleció.

Por otra parte, el delegado federal de la Sedesol en Veracruz, Marcelo Montiel Montiel,

destacó que la mayor preocupación de una madre es que sus hijos queden en la orfandad,

pero con la entrega de dicho estímulo, el Gobierno de la República asegura el desarrollo de

los menores hasta los 23 años de edad.

A su vez, el alcalde de Úrsulo Galván, César Domínguez Castillo, calificó como acertados los

programas sociales que coordinan los gobiernos federal y estatal, pues han sido relevantes

para el desarrollo de la familia, las mujeres y localidades.

Desde 2012, la participación de los tres niveles de gobierno en todos los esquemas sociales

ha sido prioritaria ante una realidad muy fuerte que vive el país, como la pobreza.