Este miércoles 12 a las 7 de la noche se presentará en El Ágora la más reciente

novela del escritor veracruzano Luis Arturo Ramos.

Hablarán sobre esta esperada novela la doctora Guadalupe Flores -Directora de la

Facultad de Letras de la UV-, el reputado maestro Mario Muñoz e Itzel Guevara. El

moderador será el eficiente Director de El Ágora, Víctor Ego… perdón, Víctor

Hugo Vázquez Rentería.

Ramos es sin duda el más reconocido narrador veracruzano en activo, después

solamente de Sergio Pitol y su enorme Premio Cervantes, que es una especie de

Nobel de la literatura española.

Nuestro novelista nació en Minatitlán, donde a fuerza de escuchar historias

aprendió a contar las suyas propias, pero también a jugar beisbol al lado de

verdaderos personajes de fuste: Flavino Ríos -que sí es veracruzano y lo

atestiguan sus compañeros de infancia y equipo-, Ricardo Maza Limón -el

hacelotodo de Protección Civil-, Alberto Ángel El Cuervo -cantante, que aunque

nació en Nanchital, creció y aprendió a cantar en Mina-, Ranulfo Márquez

Hernández -político y jugadorazo-, Carlos Acevedo Cadena -genial para las

relaciones públicas y algunas otras cosas más- y Luis El Chato Zubizarreta –

dentista que ya goza de los dones de la jubilación-.

De puño y letra, es el título de la novela que será comentada en El Ágora ante la

presencia de su autor. La publica una de las editoriales más prestigiosas de

México, Cal y Arena, y es muy probable que se convierta en un éxito de librería.

La trama va dando forma a un thriller político-cultural. Trata del legado de un

reconocido intelectual mexicano, Octavio Pascasio. La semejanza con el nombre

de nuestro poeta Nobel es obvia, pero Ramos me confiesa que no pretende ser

una caricatura ni una advocación de Paz. La referencia es más bien hacia un

intelectual tipo Paz, pero el personaje de la novela guarda también varias

diferencias con el autor de Piedra de sol.

La novela trata de un libro escrito “de puño y letra” que deja el intelectual al

fallecer, en donde desvela la verdad de los poetas mexicanos, y va revelando a

quiénes considera los mejores y a quienes se han consolidado como buenas

poetas sin serlo, por razones políticas o económicas.

Bueno, resulta que a la muerte del intelectual, el manuscrito desaparece, y

entonces la viuda contrata a un detective para que lo encuentre. Después de

muchas aventuras y peligros, el detective logra… bueno, disculpen, pero no voy a

contar aquí el final, puesto que dejo a los lectores la posibilidad de que adquieran

un ejemplar, lo lean y lo descubran por sí mismos. Sí puedo garantizar momentos

de emoción, de placer y gusto al dejar discurrir la prosa de este gran narrador

mexicano, quien además de ser egresado de la Universidad Veracruzana, fue

miembro de la Junta de Gobierno de nuestra máxima casa de estudios y ahora se

mantiene como catedrático de la Universidad de Texas en el Paso.

Excelente noticia este nuevo libro de Luis Arturo para quienes hemos sido sus

fieles lectores, y para los que van a ir descubriendo al paso de sus páginas su

formidable y amable capacidad narradora.

Ahí nos vemos.

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet