Antes, me preguntaba: ¿cómo le hará para peinarse? ¿cuánto tiempo dedicará para peinarse? ¿se peinará él solo o tiene a una persona que lo haga cada mañana antes de salir de casa? ¿le copió el look a “Wolverine” o es pura coincidencia?

Hoy, me pregunto, ¿cuál es la intención para que de un tiempo a la fecha, guste de promoverse como uno de los mejores amigos de Manlio Fabio Beltrones? ¡Vamos! Ni Héctor Yunes Landa lo ha hecho.

II

Así me la contaron y aunque ya hubo quienes precisaron, igual la cuento para no quitarle el sabor a la anécdota, ficticia o verdadera.

Era el domingo, cuando fue el Informe de Actividades de Héctor Yunes Landa. Al final de éste, el Gobernador dio una orden: “Te espero a las ocho de la noche”… sinceramente no recuerdo si en Casa Veracruz o allá en la zona conurbada. “Voy a atender antes a Juan Nicolás Callejas Arroyo y luego te veo a ti y a Pavón”.

¿Recuerdan el cuento de la lecherita y sus cuentas alegres? Ésa que llevaba una cubeta de leche sobre su cabeza y que pensaba lo que iba a ganar con la venta, con la que compraría esto, y haría aquello y al final, cuando ya se veía rica, se tropieza y tira la cubeta de leche… ¡pues así le pasó a este político!

Conste: Les digo que es una anécdota, ficticia o verdadera, no lo sé.

El político pensaba: “Si va a ver a Callejas Arroyo, entonces van a tratar sobre mi dispensa… y si va a ver después a Pavón y a mí, será para que Pavón haga el boletín y a mí me nombren secretario de Gobierno”…

Y cuando dieron las ocho de la noche, la noticia fue ésta: ¡Va a ser Flavino!

III

Escribía Arturo Reyes en “Prosa Aprisa” (05/08/15): “Es que Enrique, sin que lo ande presumiendo, él sí es verdaderamente amigo de Beltrones, con el que fue Secretario General Adjunto de la CNOP nacional en 2002 y luego su Jefe de Asesores de 2003 al 2006 cuando Manlio presidió la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, y ha contribuido a mejorar la relación entre Beltrones y el gobernador Javier Duarte deteriorada cuando Javier sin respetar los tiempos políticos en 2012, se pronunció por Enrique Peña Nieto para la Presidencia cuando el PRI no definía su candidato y el otro aspirante era precisamente Manlio Fabio, lo que molestó a éste”.

Enrique Ampudia Mello “debe alegrarse de que las cosas no se hubieran dado así, pues no es lo mismo pedirle ahora a su jefe político que le acepte su renuncia –si es que decide irse, o en el momento en que decida irse para incorporarse al CEN tricolor– como su secretario particular que dejarle botada la segunda oficina de más importancia dentro del organigrama oficial a pocos días de haber asumido su titularidad. Ahora sí, de Enrique se puede decir que se cayó para arriba”.

IV

En el regreso del amigo Luis Antonio “El Pollo” Pérez Fraga, a las emplumadas (para estar ad hoc con el apodo), escribe en Notiver: “Recuerdo un día del 2002 que fuimos Enrique Ampudia –quien en ese tiempo era Secretario General adjunto de la CNOP nacional– y quien esto escribe a recogerlo (a Manlio Fabio Beltrones) al aeropuerto en el marco del 60 aniversario de la CNOP, de la que en ese momento era su dirigente nacional y Silvio Lagos el estatal en Veracruz, llegó acompañado del profesor José Luis García Mercado, (Secretario Particular de Don Fernando Gutiérrez Barrios de siempre y ahora de Manlio) y del empresario Tony Selem. (…) Manlio desde que se subió a la camioneta lo primero que le pidió a Enrique fue la carpeta de los los 60 puntos transformadores que habían acordado en concordancia con dicha celebración, esa era su principal preocupación; ‘Mi pollo, vamos a transformar a la CNOP ya que sus estatutos son obsoletos y casi arcaicos, mira, por cada año de vida que cumple el sector ¡una transformación! le pedí a Enrique que me ayudara a estructurarlos porque éste cabrón es un genio y lo principal, tiene método y en política es raro encontrarlo’ me dijo y se clavó en el debate del tema hasta que llegamos a la montaña”.

V

Puede ser coincidencia, pues el hecho de que Manlio Fabio Beltrones llegue al PRI nacional da lugar a recordar a quienes están o estuvieron cerca del viejo zorro de la política, pero también da a pensar que Enrique Ampudia Mello pareciera estar mandando a Javier Duarte de Ochoa mensajes o reproches… no es para menos… primero, Alberto Silva lo había candidateado, entre otros, para ser el Coordinador de Comunicación Social en su lugar… con el nombramiento de Flavino Ríos como secretario de Gobierno, es la segunda ocasión que se le caía un cargo…

¿Cuál es el mensaje que mandó Ampudia a Javier Duarte de Ochoa? Ahora sí como dijeran: ¿Que valore lo que tiene o lo puede perder? eso sería en el mejor de los casos… en el peor de los casos, con elecciones en puerta, el papel secundario al que puede mandar el secretario particular del Gobernador ¡al mismo Gobernador!

Y yo que me intrigaba con su peinado…

 

smcainito@nullgmail.com