Una vez que el gobierno del presidente Barack Obama ha otorgado su beneplácito por la

propuesta del doctor Miguel Basáñez Ebergenyi como próximo Embajador de México en

Estados Unidos, ahora sólo falta que el Senado de la República ratifique el nombramiento

de este académico de origen tuxpeño para que ocupe la representación diplomática en

Washington, la cual permanecía inexplicablemente acéfala hacía ya más de cinco meses,

desde que a principios de marzo el ex titular Eduardo Medina Mora renunció para ser

propuesto por el presidente Enrique Peña Nieto como ministro de la Suprema Corte de

Justicia de la Nación.

La misión que le aguarda a Basañez no será fácil ni cómoda. Y es que en la complicada

agenda bilateral hay un polémico asunto que había confrontado a los gobiernos de ambos

países desde antes de que Joaquín “El Chapo” Guzmán, considerado el narcotraficante más

peligroso del mundo, lograra fugarse por segunda vez de un centro penitenciario federal de

alta seguridad.

México considera que Estados Unidos violó en forma grave el Tratado de Extradición

suscrito entre ambos gobiernos, al juzgar por delitos no autorizados y no devolver a uno de

los principales lavadores de dinero del capo sinaloense. El caso más ejemplar del

quebrantamiento de estas reglas de extradición es el de Pedro Alfonso Alatorre Damy o

Pedro Barraza Urtusuástegui, (a) “El Piri”, quien blanqueaba capitales de Guzmán Loera en

la Casa de Cambio Puebla, fundada en 1985 y de cuyos 18 socios, hasta el sexenio anterior,

el ex alcalde del puerto de Veracruz, ex militante del PAN y actual diputado local del PRI,

José Ramón Gutiérrez de Velasco, y su familia –su esposa, la ex diputada panista Claudia

Beltrami Mantecón, su padre Carlos Gutiérrez de Velasco Olivier, y su hermano José

Antonio Gutiérrez de Velasco y Hoyos– poseían el 11 por ciento del total de las acciones.

La PGR detuvo a “El Piri” el 8 de noviembre de 2007 en Huixquilucan, Estado de México,

y le inició dos juicios por lavado de dinero, uno de ellos por operar precisamente desde la

Casa de Cambio Puebla la compra de aviones en los que “El Chapo” transportaría toneladas

de cocaína procedente de Colombia hacia México y Estados Unidos.

El 9 de noviembre de 2012 Alatorre fue entregado en extradición ante la Corte Federal de

Distrito Sur de Florida, en Miami, en una entrega diferida donde Estados Unidos se

comprometió a devolverlo a México una vez sentenciado, para que continuara sus dos

juicios en este país.

“La PGR logró que los tribunales mexicanos concedieran la extradición, para ser procesado

en EU únicamente por los delitos de asociación delictuosa y contra la salud”, señala un

documento de la PGR que hace 20 días hizo público el diario capitalino Reforma.

“No obstante lo anterior, el Fiscal Federal del Departamento de Justicia encargado del caso,

en clara violación al artículo 17 del Tratado de Extradición, ignoró el contenido del acuerdo

emitido por el gobierno mexicano para procesar a Alatorre Damy por delitos de asociación

delictuosa y contra la salud, y de manera inexplicable y negligente no sólo negoció con el

extraditable, sino negoció precisamente una declaración de culpabilidad sobre el delito de

lavado de dinero, delito por el cual el gobierno mexicano negó su extradición”.

Como resultado de haberse declarado culpable por lavado, “El Piri” fue sentenciado el 11

de abril de 2013 a una pena mínima de 65 meses de prisión, la cual prácticamente estaba

cumplida, por lo que fue liberado 11 días después de su condena. La gravedad de la

actuación de la justicia estadounidense –calificada por la PGR como “indebida”– es que, al

juzgarlo y dar por compurgado su castigo por lavado, invalidaba los dos juicios mexicanos,

debido al principio de que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

“En suma, México recibió como resultado de su diligente cooperación para extraditar al

citado fugitivo, que su propia justicia quedara bloqueada por la violación al tratado de

extradición”, indica la PGR.

Desde hace dos años “El Piri” se encuentra en Florida, en libertad y sin brazalete

electrónico, no obstante de que aparte de su complicidad con “El Chapo” Guzmán también

se le detectaron vínculos con otros delincuentes de cuello blanco. El 13 de octubre de 2007,

por ejemplo, basado en documentos oficiales de la Secretaría de Hacienda, el diario

capitalino El Universal publicó una lista de 8 instituciones financieras que le habrían lavado

90 millones de dólares al empresario chino, naturalizado mexicano, Zhenli Ye Gon. La lista

era encabezada precisamente por Casa de Cambio Puebla, a cargo de Alatorre Damy.

Cuatro meses antes, en junio de ese mismo año, otros medios difundieron que la DEA había

congelado 23 cuentas del Wakovia Bank, de Miami, por un monto de 11 millones de

dólares de la Casa de Cambio Puebla por presunto “lavado de dinero”. Por esta situación

clientes como la naviera Hapag Lloyd retiraron sus inversiones. Ante tales evidencias, la

Secretaría de Hacienda, con opinión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores,

determinó desde entonces notificar a Casa de Cambio Puebla, S.A. de C. V., el inicio del

procedimiento para revocar su autorización para seguir operando financieramente.

Pero en 2013 el ex socio de Joserra, a diferencia de “El Chapo”, no necesitó corromper a

nadie ni cavar ningún túnel para volver a disfrutar de su libertad, ya que mientras “El Piri”

goza a plenitud del sol de Miami, el poderoso capo del cártel de Sinaloa anda a salto de

mata, buscando evitar que lo recapturen y extraditen, ahora sí, fast track a Estados Unidos.

PRI ARROPA A DUARTE

Si el candidato único a la presidencia del CEN del PRI, Manlio Fabio Beltrones, ya

sentenció que “los tiempos de la ‘sana distancia’ del partido del gobierno con el Presidente

de la República, quedaron muy atrás”, y que él será un dirigente que impulsará la cercanía y

lealtad del priismo con el Jefe del Ejecutivo federal, este miércoles aquí, en Veracruz, el

líder estatal del tricolor, Alfredo Ferrari Saavedra, también le reiteró su total apoyo y

solidaridad al gobernador priista Javier Duarte de Ochoa, quien desde hace 12 días es

víctima de una campaña de linchamiento político-mediático por los brutales homicidios del

fotoperiodista Rubén Espinosa, la activista de derechos humanos Nadia Vera y otras tres

personas más, ejecutadas el pasado 31 de julio en un edificio de apartamentos en la colonia

Narvarte del Distrito Federal.

“El silencio no será la respuesta a los infundios de quienes escudados en la libre expresión

que el Estado garantiza, pretendan debilitar a nuestras instituciones”, expresó el presidente

del CDE del PRI en su discurso, previo a la toma de protesta del nuevo dirigente estatal del

Movimiento Territorial, Víctor Rodríguez Gallegos.

“Señor Gobernador: sea nuevamente bienvenido a este encuentro con los suyos, con

quienes somos la inmensa mayoría en Veracruz, esa inmensa mayoría lo queremos, lo

respaldamos y lo respetamos”, afirmó Ferrari Saavedra ante los asistentes que, de pie,

aplaudieron y vitorearon a Duarte de Ochoa.

Según las crónicas periodísticas, el único que no se levantó de su asiento ni aplaudió fue el

senador Pepe Yunes Zorrilla, quien, según se ve, él sí prefiere mantener “sana distancia”

con el gobernador.

ERICKA, CANDIDATA DE UNIDAD

El mediodía de este miércoles, con un gran poder de convocatoria, la ex dirigente del CDE

del PRI, Ericka Ayala Ríos, acudió a la sede estatal de la Confederación Nacional de

Organizaciones Populares para solicitar ante los miembros de la Comisión de Procesos

Internos su registro como candidata a la Secretaría General de la CNOP en el estado.

La senadora suplente y secretaria general del Sindicato Único Independiente de

Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (Suitcobaev) fue

acompañada por una docena de legisladores locales y federales, así como de destacados

militantes del partido tricolor y del Sector Popular.

De hecho, quien se encargó de entregar de manera formal la documentación requerida

estatutariamente para su registro ante la Comisión de Procesos Internos de la CNOP que

preside el notario público Francisco Montes de Oca, fue el diputado federal por Xalapa,

Alejandro Montano Guzmán.

Como ningún otro aspirante solicitó en tiempo y forma su registro, Éricka Ayala fue

declarada candidata de unidad, por lo que rendirá protesta como dirigente estatal de la

CNOP el próximo viernes 21 del presente mes.