No cabe duda que al gobernador Javier Duarte le urge ir a Catemaco a hacerse una

“limpia”. Y es que el mandatario estatal aún no logra librar el linchamiento político-

mediático al que ha sido sometido desde hace un par de semanas por el multihomicidio

ocurrido en la colonia Narvarte de la ciudad de México –en el que perdieron la vida cinco

personas, entre ellas el fotoperiodista Rubén Espinosa y la activista social Nadia Vera–,

cuando en Orizaba se suscitó, en los primeros minutos de este jueves, la muerte de Juan

Santos Cabrera, ex corresponsal de Televisa Veracruz (Telever), quien según la versión

oficial basada en el testimonio de otros dos reporteros de un diario de la región que salieron

ilesos y se hallaban en el mismo bar, murió cuando departía en otra mesa con un grupo de

cinco personas, entre ellas el jefe de plaza del cártel de Los Zetas, los cuales fueron

acribillados por un comando armado.

Este nuevo y trágico capítulo obliga a releer la interesante entrevista que Duarte de Ochoa

le concedió al escritor y periodista Héctor de Mauleón para la revista Nexos. El autor de

“La ciudad que nos inventa”, su más reciente libro, conversó el pasado lunes 10 con el

gobernador de Veracruz en su despacho de Palacio de Gobierno durante 38 minutos acerca

del crimen múltiple de la colonia Narvarte y de las insinuaciones en su contra de que “el

clima de persecución” contra comunicadores es alentado desde su oficina.

Duarte le dijo a De Mauleón que nunca trató personalmente a Rubén Espinoza, aunque sí lo

conocía porque él cubrió su campaña política en 2010. Negó que le irritaran sus fotografías,

como se ha divulgado. “No existe ningún agravio, ni enojo, ni mucho menos por las

fotografías que él tomaba”. Y cuando el entrevistador le preguntó si recordaba alguna, le

respondió: “Te digo que cubrió mi campaña política. Muchas de esas fotos fueron utilizadas

por nosotros mismos para difundir diferentes eventos.”

Sobre la denuncia que hizo la activista de derechos humanos Nadia Vera, quien

responsabilizó a Duarte y a su gobierno si algo le ocurría, “¿qué dice al respecto?”, le

inquiere De Mauléon. “(…) Efectivamente, en alguna entrevista señaló que era

responsabilidad mía y de mi gobierno su seguridad como ciudadana que residía en este

estado. Esa expresión la comparto plenamente. Soy responsable de la seguridad de todos

los que habitan y viven en esta entidad”, contestó el mandatario.

–¿Garantiza entonces el ejercicio del periodismo en su estado?, le insistió el escritor y

periodista. “Sí. Yo garantizo que se den las condiciones para el ejercicio pleno del

periodismo. Evidentemente, no puedo ponerle un policía a cada periodista para que lo esté

cuidando, pero existen condiciones de armonía y convivencia social para que se pueda

desarrollar el periodismo y cualquier otra actividad lícita en los mejores términos.”

–Gobernador, Reporteros sin Fronteras ha denunciado que existe un control tremendo del

estado sobre “periodistas que se atreven a cuestionar determinadas situaciones”. La

Relatoría Especial de la ONU ha considerado al estado el más peligroso para el periodismo.

–Es falso. No existe un control por parte del gobierno. Tan es así que basta ver algunos

medios de Veracruz para darse cuenta de que no existe tal control. Hemos sido los más

tolerantes, lo más respetuosos hacia las diferentes críticas que se hacen a la administración

que tengo el honor de encabezar.

Y refiere que en Veracruz existen más de mil medios de comunicación locales, más de ocho

mil periodistas, locutores, reporteros, fotoperiodistas, trabajadores, editores, directivos de

medios de comunicación que laboran en el estado. Enlistó 70 televisoras entre cableras y

televisiones abiertas, 159 estaciones de radio, más de 500 medios impresos y más de 500

páginas web en la entidad. “Somos el estado que más medios de comunicación tiene en el

país. Por ello es importante tutelar que la libertad de expresión se pueda desarrollar”, dijo.

Luego, sobre el video que circuló antes de la muerte de Espinosa, en el que recomienda a

los periodistas que se “porten bien”, porque les advierte que va a sacudir el árbol y se

caerán muchas manzanas podridas, Duarte aclara que su mensaje fue descontextualizado.

Precisó que ese discurso pronunciado en el norte de Veracruz lo dirigió a la sociedad en

general de esa región particular el 30 de junio, porque al otro día, 1° de julio, iniciaba el

operativo Blindaje Poza Rica. “Por ello fue que recomendé no solo a periodistas, sino a

notarios, profesionistas, servidores públicos, a todos, conducirse dentro del marco de la

legalidad. Y sí, a lo mejor usé un símil de que íbamos a zarandear el árbol y las manzanas

podridas iban a caer”, aceptó, pero negó que fuera un mensaje dirigido solo a periodistas.

De Mauleón le recordó que su gobierno ha manejado que existen datos, evidencias de que

algunos periodistas reciben dinero del crimen organizado, pero él lo negó. El entrevistador

le refirió que la Procuraduría estatal habló, por ejemplo, de una columnista de Notiver que

recibía dinero del crimen organizado y tenía la orden de repartirlo entre otros reporteros de

la fuente policiaca. “Eso lo dijo la Procuraduría. ¿Por qué me tiene que decir que no?”, le

insistió el colaborador de Nexos y articulista de El Universal. Pero Duarte se sostuvo:

“Porque no es correcto criminalizar a las víctimas. Que sean las instancias investigadoras,

en este caso, la PGR, la que determine si hay algo o no sobre ese asunto.”

En el caso de Orizaba, al igual que en el de la colonia Narvarte, es necesario saber toditita

la verdad aunque duela, incomode o cueste trabajo creerla.

H. YUNES EN LOS ÁNGELES

Este jueves el senador priista Héctor Yunes Landa inició una gira de varios días por la

ciudad de Los Ángeles, a invitación de la Federación de Veracruzanos radicados en esa

urbe de California.

Yunes Landa se reunió este jueves 13 con el alcalde angelino Eric Garcetti, y con el cónsul

general de México en Los Ángeles, Carlos Manuel Sada.

Además el senador se reunió con los alcaldes de Huntington Par, Karina Macías, y de

Lynwood, José Luis Solache.

El aspirante del PRI a gobernador expresó que a Veracruz y a California los une la historia

y hermana el futuro.

Acompañado de diputados federales y empresarios, el también presidente de la Comisión

de Protección Civil en el Senado, comentó que en Veracruz no debe permitirse más que se

sigan perdiendo talento, personas, ni oportunidades.

Este viernes el senador veracruzano se reunirá con legisladores de origen latino y

empresarios.