“Cada año”, las fiestas de cumpleaños de Manuel Rosendo Pelayo son apoteósicas…

“Cada año”, su “cumple” es un reto para el Récord Guinnes para el mayor número de personas cantando las clásicas “Mañanitas” a Chendo…

“Cada año”, el alcalde de San Andrés Tuxtla muestra su poder de convocatoria celebrando su cumpleaños ¡a lo grande!

“Cada año”, el presidente municipal se vuelve loco recibiendo miles y miles de regalos por parte de sus miles y miles de invitados…

¿Cada año?

Que yo recuerde, es la primera vez que Chendo celebra su cumpleaños de la forma en la que lo hizo desde que inició su carrera en la actividad política, es decir, ¡echando la casa por la ventana!

II

En lo particular, Manuel Rosendo Pelayo puede celebrar su fiesta del modo que sea, gastando la cantidad de dinero que sea, y festejando con quien quiera… creo que ese tipo de agasajos han de ser propios de la región de los Tuxtlas, pues hace poco, si no mal recuerdo, otro que festejó en grande su “cumple”, fue Vicente “El Chile Relleno” Benítez. (Han de disculpar sus admiradores, pero con más de cien kilos encima, el Oficial Mayor de la SEV ya no puede ser llamado “El Chileno”, sino “El Chile Relleno”)

Por cierto, algunos de sus admiradores decían que la fiesta por el 35 aniversario de vida de Vicente Benítez, era el destape como candidato a diputado local por esta región y otros más lo calificaron como el gran líder de la región… ¡En serio! ¡no se ría!

Y aunque hay quienes acusan a Vicente Benítez de andar en campaña, esto no está demostrado. Lo que sí está demostrado es que la única campaña que trae Vicente, son sus guayaberas, que por el exceso de kilos que trae, parecen ¡tiendas de campaña!

III

En el caso de Chendo, a sabiendas de que todavía le faltan dos años como presidente municipal de San Andrés Tuxtla, uno trata de visualizar en términos políticos, el motivo de su fiesta.

¡Vamos! Es claro que si hacía alguna fiesta Chendo, la hacía en corto, con algunos cuates y cuatas con los que compartió en su paso por el Congreso del Estado, pero nunca más allá de protagonizar un “méndigo pachangón” como el reciente.

Es más, la fiesta en la que más se recuerde a Manuel Rosendo, no ha sido una de él, sino de Marlon Ramírez Marín, cuando el hoy edil protagonizó un escándalo con la entonces novia que tenía, llegando a las manos de él y a la cara de ella.

Entonces… si Chendo siempre se mantenía en perfil bajo, discreto y hasta austero, ¿qué lo motiva a sacar los ahorros de su vida y dar un agasajo por motivo de su cumpleaños 47 a más de 8 mil personas o 10 mil personas (dijeran los bromistas: de acuerdo al sobre, el número de asistentes)?

IV

¿A qué vamos? Ya Vicente Benítez “demostró” su poder de convocatoria en una fiesta de cumpleaños… Ahora Chendo “exhibió” el músculo político… ¿con miras a qué? a que vienen elecciones, vienen candidatos a diputados locales y a Gobernador por dos años… ¡y ojo! Al menos el candidato a Gobernador quizás no sea de la cuadra duartista pero ya al menos, estos vecinos de los Tuxtlas advierten que si quieren ganar en esta región, están en venta entre ocho mil y diez mil votos… y entonces, lo invertido en el pachangón es posible que se recupere… ¡vamos! No fue fiesta, fue inversión política.

¡Feliz cumple, Chendo!

 

smcainito@nullgmail.com