¿ACASO DEBE CREARSE una comisión de protección contra Periodistas o contra Televisa? 

Un conflicto de intereses de gran envergadura ha trascendido en medios nacionales. Resulta que la esposa de periodista Joaquín López Doriga, Teresa Adriana Pérez Romo, ha sido acusada por la empresaria María Asunción Aramburuzabala por el delito de extorsión, al exigirle la entrega de 5 millones de dólares a cambio de no afectar la construcción de un desarrollo inmobiliario en la ciudad de México. También fueron denunciados otros vecinos y la querella fue radicada en la fiscalía de Miguel Hidalgo. 

La presente acción es similar a la conducta de un grupo de Crimen Organizado (cuello blanco), en virtud de pretender extorsionar a la mujer mas rica de México y esposa de un ex embajador de E.U. Que pueden esperar empresarios, académicos, políticos, partidos políticos, gobernadores, magistrados si caen en el radar de extorsión de López Doriga, protegido por un poderoso consorcio de radio y tv. Que podemos esperar los ciudadanos de una televisora que divulga contenidos informativos sesgados por intereses nada éticos, peores a los grupos delictivos quienes no niegan su oficio.