LA SECRETARÍA DE HACIENDA dice que el financiamiento que México obtiene del exterior (o sea deuda externa) puede encarecerse por la volatilidad del panorama económico internacional.