“Los problemas sólo se van a resolver si estamos en unidad”. Así cabeceó su comunicado de este martes el senador José Francisco Yunes Zorrilla, a propósito de una reunión que sostuvo este martes, en Yanga, con cañeros.

Y tan son tiempos de unidad, que este martes el político peroteño, aclaró a reporteros en el Puerto de Veracruz que la reestructuración del débito estatal es facultad del gobierno del estado de Veracruz, de Javier Duarte, para decirlo de manera más directa.

“La reestructuración de la deuda, si en algún momento tendrá que suceder, evidentemente tendrá que encausarla el Gobierno del Estado, no tiene absolutamente nada que ver conmigo, ni con el Senado, es una facultad exclusiva (del gobierno estatal) ”, indicó Pepe Yunes.

Más claro, ni el agua.

Y la reestructuración de los pasivos va. Así lo confirmó este martes el secretario de Finanzas y Planeación, Antonio Gómez Pelegrín.
“El gobernador está preocupado por las finanzas públicas del Estado y bueno parte de la instrucción que nos dio fue analizar lo que es una posible reestructuración de la deuda, pero no en función de que no se tenga capacidad de pago o que represente un problema mayor para Veracruz, sino en función de todo lo que está pasando en el mundo y en el país”, apuntó el titular de Sefiplan.
“Hablando en términos coloquiales, ¿se buscan menores tasas de interés quizás?”, le cuestionaron los reporteros a Gómez Pelegrín, quien contestó:
“Es un proceso de negociación y de conveniencia para tratar de mejorar las condiciones que prevalecen en lo que es la deuda pública, yo creo que el proceso de refinanciamiento puede ser muy saludable, pero muy saludable, si se logra abatir tasas de interés y si se logra ampliar plazo, eso le permitirá una enorme solidez, una mayor solidez a las finanzas públicas del estado y evitará que en un momento dado por razones no propias de la entidad, sino por razones de presiones externas pudiéramos tener algún problema adicional, entonces creo que es saludable, creo que es conveniente en un momento dado estudiar la posibilidad de hacerlo y en su momento determinará el Ejecutivo del Estado sobre la procedencia o no de la reestructuración, pero en mi opinión personal es que dadas las condiciones que se están presentando actualmente a nivel internacional, es conveniente, saludable, analizar la posibilidad de generar un proceso de reestructuración de la deuda sin incrementar deuda”.
También el funcionario estatal dejó en claro que la deuda pública de Veracruz es de 44 mil millones de pesos, de la cual el adeudo directo del Estado es del orden de los 38 mil millones, mientras el resto se encuentran en un bono tasa cero que afronta la Federación por un lado y por otro el gobierno veracruzano paga los intereses.
Por lo anterior resaltó que el refinanciamiento de la deuda, representa una buena opción en caso de acceder a menores intereses y ampliar los plazos para evitar los problemas que generan los movimientos de la economía mundial, que impactan al país y al estado.
“La deuda pública se maneja a tasas de intereses, los intereses muchas veces son movibles, traemos ahorita problemas por lo que está pasando en el mundo, fundamentalmente el incremento en las tasas de interés a nivel de Estados Unidos que va a generar un incremento en las tasas de interés acá y la preocupación del gobernador es blindar las finanzas públicas, blindar las finanzas del Estado, blindar la deuda pública para buscar en un momento dado si es conveniente en función de lo que se está estudiando, generar condiciones más favorables”, explicó.
Mencionó que incluso y de acuerdo a la nueva ley de deuda pública, el Gobierno Federal podría fungir como aval de la administración estatal para llevar a cabo este proceso.
“Aprovechando la cobertura de la nueva ley de deuda pública donde la propia Federación puede participar como aval, para mejorar las condiciones de la deuda pública de Veracruz para preservar y garantizar que independientemente de los problemas económicos o del incremento en las tasas de intereses en otro tipo de cosas, blindar y evitar que afecte a las finanzas públicas estatales”, aseveró.

 

POR CIERTO, en la comida de cumpleaños de Armando López en Cinco palos, congregación del municipio de Coatepec, fue notoria la presencia de algunos periodistas que se han caracterizado por ser severos críticos del duartismo: Marijose Gamboa, Carlos de Jesús Rodríguez, Mussio Cárdenas, entre otros. De igual forma, llamó mucho la atención de los presentes la presencia de Tomás Ruiz González, quien por su cuenta ha expresado en anteriores ocasiones que, al igual que Pepe Yunes, también le late el corazoncito por la gubernatura. Y en Cinco palos, el invitado de honor, fue el peroteño, amigo del festejado, el famoso “Clark Kent”.

 

UNA MENTE perversa de las muchas que abundan en este gremio, le robó la identidad  a nuestro amigo Armando Landa Amorós, para crearle una cuenta en Facebook y Twitter a nombre de Armando, cuenta que por fortuna Facebook accedió a cancelar, tras tedioso trámite. El problema es que Twitter se niega a cancelar de momento la cuenta que le crearon a nombre de Armando Landa, pero sirvan estas líneas para aclarar a amigos y lectores que ese perfil es falso. Lo peor es que las mentes perversas han usado esas cuentas para golpear sin fundamento a funcionarios y políticos. Pero la policía cibernética de la FGE ya está investigando. Más le vale a ese perverso que elimine la cuenta de Twitter. Hay pistas que apuntan hacia alguien del gremio periodístico. Lo tienen en la mira. Será cuestión de días que lo apañen. Será una vergüenza para este canibalesco personaje.