Tras la serie de nuevos nombramientos en el gabinete legal y ampliado del presidente Enrique Peña Nieto, de manera obligada se da una recomposición del panorama electoral para el 2016 en el estado de Veracruz. Y es que no se trata únicamente de quienes arriban como colaboradores del primer círculo presidencial, sino del status que guardan los que aún permanecen.

En primer término está el titular de la Secretaría de Hacienda, Luis Videgaray Caso, quien dado el rumbo que lleva la economía nacional y el caso Higa, está vapuleado. Basta revisar los recientes ajustes a la baja de los niveles de crecimiento económico en el país: mientras se esperaban índices de crecimiento de 3.7 por ciento para el presente ejercicio fiscal, estos han oscilado en apenas 1.6 % y todo parece indicar que seguirán cayendo.

Incluso, en su última comparecencia ante diputados federales, siendo aún secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles le echó más sal a las heridas de Videgaray, al justificar que los más de 2 millones de nuevos pobres obedeció a la falta de crecimiento económico. A ello habría que sumar la caída en el precio del barril de petróleo y el desplome estrepitoso del empleo. Así, pues, 2016, el de la elección de gobernador, se anticipa ya como un año terrible para la economía nacional y familiar.

Y, en cuanto al caso Higa, Videgaray tampoco sale bien librado ante la opinión pública del debate moral, por más que su amigo Virgilio Andrade Martínez, secretario de la Función Pública, lo haya exonerado legalmente. ¿Quién le va a creer a un servidor público que paga su lujosa casa en Malinalco con tres obras de arte y un cheque de 500 mil dólares pagadero un año después y a una tasa de 5.3 %, a la cual ningún mexicano tiene acceso, pues, en promedio, es de 12.17 %? Dicha transacción en el mercado inmobiliario es inusual, por lo que en el conflicto de intereses Videgaray queda vulnerable.

Además dejó de manifiesto su falta de sensibilidad política, de institucionalidad, pues por salir bien librado de este asunto le quitó la nota de 8 columnas en el diario de mayor circulación nacional al Presidente, al filtrar una nota sobre la Reforma Fiscal aún y cuando el tema de su jefe era la presentación de los nuevos integrantes del gabinete.

En el reajuste Videgaray salió perdiendo también a un aliado, al hoy secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, quien con la nueva encomienda cobra vida propia y se torna otro aspirante presidencial como él.

Así, el apoyo que pudiera dar al senador José Francisco Yunes Zorrilla en sus aspiraciones a gobernar Veracruz se ve minado, por lo que la única carta fuerte que le quedaría a Pepe es la del recién nombrado titular de la Sedesol, José Antonio Meade Kuribreña, un político de trayectoria intachable, el único sólido.

Para el otro senador y aspirante a la gubernatura, Héctor Yunes Landa, el escenario es totalmente diferente. El dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, es un político con recia trayectoria en el priismo, cuyo liderazgo ha asumido con notable fuerza. Dobló al propio Videgaray y a Nuño, quienes se oponían a su llegada, y acaba de dar muestra de su estatura política al reunirse la semana pasada con diputados locales del PRI de Nuevo León, a quienes les pidió no obstruir al gobernador electo Jaime Rodríguez, “El Bronco”, sino apoyar las iniciativas que valgan la pena del ex candidato independiente.

Beltrones permanece cercano al presidente Peña y revive a personajes cruciales como al flamante secretario de Agricultura, José Eduardo Calzada Rovirosa. El gobernador con licencia de Querétaro era un enfermo en terapia intensiva después de que el mandatario electo Francisco Domínguez, del PAN, lo hiciera polvo en los pasados comicios. La nueva canciller, Claudia Ruiz Massieu, es también gente cercana al sonorense.

El segundo apoyo de Héctor Yunes es el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien ya sobrevivió a la crisis de “El Chapo”, pues incluso el Presidente ha dejado un mensaje claro y contundente al ratificarlo como el jefe del gabinete y mandarlo a darles posesión a los nuevos secretarios, en un acto inusitado en nuestro país.

Osorio Chong rescató a una de sus aliadas y principales operadoras políticas, Rosario Robles, quien pasó de la Sedesol a la Sedatu. Además, el titular de la SEGOB mantiene una gran relación con el nuevo Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.

El tercer apoyo de Yunes Landa es César Camacho, quien a partir de este martes coordinará a los diputados federales del PRI, responsables de sacar avante el segundo paquete de reformas estructurales de Peña Nieto con una alianza que garantiza, junto con el PVEM y el PANAL, la mayoría en la Cámara baja. Camacho, recién designado presidente de la Junta de Coordinación Política, será el gran operador legislativo en el resto del sexenio.

A ello habría que agregar los apoyos de otra influyente familia mexiquense: Alfredo del Mazo Maza será el coordinador de la bancada del Edomex, la más numerosa de los priistas. Y la relación de Yunes Landa con su padre, el ex gobernador Alfredo del Mazo González, data desde que el senador veracruzano era un cuadro juvenil del PRI. La influencia del tío del presidente Peña es innegable: el nuevo embajador de México en los Estados Unidos, el tuxpeño Miguel Basáñez, fue secretario particular de Del Mazo González en la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal a finales del sexenio de Miguel de la Madrid, y David López, ex vocero de Peña Nieto y quien ahora coordinará a los diputados priistas de Sinaloa, fue director de Comunicación Social también con Del Mazo.

Así, con el reacomodo de fichas, ya veremos de qué cuero salen más correas en Veracruz…

SEFIPLAN: PAGO OPORTUNO

Desde la tarde del pasado viernes 28, la Secretaría de Finanzas y Planeación confirmó haber depositado el pago correspondiente a la segunda quincena de agosto a los trabajadores, maestros y académicos de la SEV, UV, COBAEV y CECYTEV, asegurando que este lunes 31 haría lo mismo para cumplir de manera puntual con su obligación hacia los empleados al servicio del Gobierno del Estado.

Funcionarios de la SEFIPLAN tuvieron que salir a desmentir las versiones que sin fundamento circularon en redes sociales y comenzaban a generar una gran incertidumbre.