“Érick Lagos Hernández anda buscando un

puente con Miguel Ángel Yunes Linares”

¿Quién dice yo?

Le fallaron a Javier

Todos los escándalos y problemas que enfrenta la administración del gobernador

Javier Duarte de Ochoa tienen su origen en el arranque de su gobierno:

recomendados en los puestos públicos, improvisados que llegaron a formar parte

del gabinete como pago de compromisos adquiridos en campaña, gente que había

demostrado su eficiencia en materia de corrupción en el gobierno de Fidel Herrera

y que fue sostenida por el mismo Fidel en sus cargos, familiares cercanos al

mandatario a quienes habilitó como servidores públicos sin tener la mínima idea

de lo que tendrían que hacer, de lo que es el servicio público; en suma, una falta

de respeto nunca antes vista a la figura del gobernante de parte de sus

colaboradores que al final convirtieron a esta administración en un coctel letal que

amenaza con servir de trampolín a un gobernante de un partido distinto al PRI

dada la animadversión ciudadana que se generó en estos más de once años de

priismo corrupto.

Como anécdota que ilustra la falta de respeto de los colaboradores de

Javier Duarte a su investidura podemos contar que, para el primer proceso

electoral de diputados, durante una comida a la que asistimos junto con otros

compañeros en la Casa Veracruz, cuando abordamos el tema electoral el

gobernante comentó que invitaría a Adolfo Mota Hernández para que participara

en el distrito de Coatepec como candidato, a Marcelo Montiel en Coatzacoalcos y

a Erick Lagos Hernández en el suyo.

Esta información la empezamos a hacer pública en comentarios

periodísticos pero resulta que cuando los mencionados, secretarios los tres, eran

abordados por los periodistas de distintos medios, su respuesta era negativa, es

decir, no, yo no voy como candidato, yo estoy bien donde me pusieron, si el

gobernador me pide que vaya le explicaré que en este momento no me interesa, y

así fue, los tres se hicieron de la vista gorda, se negaron rotundamente a participar

y continuaron en los cargos que tenían con mayores libertades dado que si

después de haber desobedecido una orden de quien manda en Veracruz, no pasó

nada, entonces a cometer cuanta tropelía fuera necesaria con tal de acumular

fortuna y poder con el consentimiento del amigo Javier. Esto, visto por el resto de

los miembros del gabinete, sirvió como ejemplo.

Gabriel Deantes Ramos y Edgar Spinoso Carrera cometieron un latrocinio

multimillonario contra las finanzas públicas, que mereció un jalón de orejas al

propio gobernante por parte de la Secretaría de la Función Pública; la medida

adoptada por el noble titular del Ejecutivo fue despedir mediáticamente a ambos

colaboradores con la frase ‘defraudaron mi confianza’, y a la vuelta de la esquina

estaban rehabilitados como si nada hubiera pasado; hoy, uno es diputado federal,

y el otro, secretario del Trabajo gracias a la generosidad de su amigo Javier

Duarte.

Si los cargos que Duarte entregó en campaña como pago a favores los

hubiera mantenido un año solo para cumplir, no hubiera involucrado a su familia

en la administración gubernamental y se hubiera deslindado de su amigo Fidel,

integrando un gabinete de gente con vocación de servicio, preparada en cada una

de las áreas de la administración, no improvisados, sin tanta ansia de

enriquecimiento, otro gallo le cantara al gobernante y al PRI. A Javier lo

traicionaron, abusaron de su buena fe y confianza y las consecuencias las hemos

pagado todos los veracruzanos y hoy, en carne propia, el mismo Javier Duarte.

No soy comparsa: Héctor Herrera

A mucha gente le debe parecer extraño que un segundo priista, Héctor Herrera

Bustamante, ande en campaña interna en su partido en busca de la candidatura

que prácticamente es del otro Héctor, pero Yunes Landa. Sin embargo, forma

parte de la estrategia electoral priista, dejar que otro aspirante con el perfil de

Herrera Bustamante se registrara para que el que surgirá como candidato de

unidad en la Convención de Delegados pueda hacer campaña en estos días con

los reflectores mediáticos en su persona.

Sin embargo, el precandidato a la gubernatura del estado por el Partido

Revolucionario Institucional (PRI), Héctor Herrera Bustamante, rechaza que sea

“comparsa” o “palero” del también aspirante a la candidatura tricolor y actual

senador de la República con licencia, Héctor Yunes Landa.

El pasado martes durante su participación en el programa “Polaca a la

Veracruzana”, sostuvo estar muy convencido de lo que es, de lo que representa, y

de que de ninguna manera entró al juego electoral “como comparsa”.

Negó rotundamente: “No soy un palero como dicen por ahí, reconozco en

Héctor Yunes su gran trabajo y su gran capacidad. No soy ninguna comparsa,

estoy convencido de la aceptación que tiene él; no obstante, me han escuchado

en mis ideas, esa es mi posición”. Añadió que la explicación que da a los

delegados del PRI que acudirán el 13 de marzo a la convención donde se definirá

finalmente el abanderado de este partido, es que no tuvo ninguna presión para

integrar el expediente que presentó ante el Comité Directivo Estatal.

Herrera Bustamante reseñó que en sus más de 40 años como militante

priista, en varias ocasiones quiso ser candidato a un cargo de elección popular, sin

tener la suerte de ser aceptado; pero ahora que sucedió lo contrario, queda

demostrado que hay democracia en su interior.

De igual manera, apuntó que con más de cuatro décadas de trabajo en

diversos sectores, siendo el educativo en el que más ha incursionado, le permitió

conseguir a maestros comprometidos con la enseñanza. Dijo estar consciente de

que su “tocayo” también ha buscado la nominación del PRI a la primera

magistratura estatal por más de diez años, y que tiene el 95 por ciento de

posibilidades de ser el que resulte ganador en la contienda interna.

El profesor de Educación Primaria afirmó que la próxima administración, de

dos años, requiere de orden “en toda la extensión de la palabra, partiendo de que

los funcionarios que integrarían su gabinete, deben tener la capacidad suficiente

para dirigir el área que le corresponda. En ese sentido, apuntó que los

funcionarios que lo acompañen, en caso de llegar a suceder a Javier Duarte de

Ochoa, deben estar conscientes de que deberán hacer lo que la ley les ordena, “ni

más, ni menos”.

Y tras reconocer que la jornada electoral del 5 de junio será “realmente

competida”, el primer rector de la Universidad Pedagógica Veracruzana (UPV)

apuntó que si bien el objetivo de la oposición, por su naturaleza, es atacar a quien

tiene el poder; al interior del PRI, él y Héctor Yunes también levantan su voz de

desacuerdo por lo que está ocurriendo. En ese sentido, comentó que si alguien “le

metió mano” a los recursos públicos del estado, deberá regresarlos.

“Veo muy competido, sin embargo, veo que Héctor Yunes es un candidato

diferente y yo también, no traemos cola que nos pisen, ahí está nuestra función

pública, la mía un poco menor, pero muy específica, ahí está como historia para

que la puedan revisar”,

Ya hay convocatoria priista

El día de ayer, el Partido Revolucionario Institucional en Veracruz emitió la

convocatoria para selección de candidatos y candidatas a diputaciones locales

que contenderán el próximo 5 de junio para renovar el Congreso del Estado.

Acompañado del presidente de la Comisión Estatal de Procesos Internos,

Carlos Brito Gómez; del delegado del CEN Jesús Medellín Muñoz y del secretario

de Acción Electoral, Fernando Vásquez Maldonado, el presidente del CDE del

tricolor, Felipe Amadeo Flores Espinosa, colocó la convocatoria correspondiente

en los estrados del partido.

Dicho documento detalla que los métodos de selección de los próximos

candidatos y candidatas del Revolucionario Institucional a una diputación local,

serán los de Convención de Delegados y por Comisión de Postulación de

Candidatos a diputados locales por el principio de mayoría relativa, además de los

requisitos que los aspirantes deben cumplir para poder inscribirse.

Al respecto, el líder estatal del PRI afirmó que los mejores hombres y

mujeres se encuentran en el partido esperando poder servir a los veracruzanos,

los que podrán participar en este proceso apegado a la legalidad y la

transparencia que caracteriza al tricolor. Por último, destacó que quienes tengan

interés de contender por una candidatura, darán a conocer sus declaraciones

patrimoniales en plena concordancia con lo expuesto por el partido en los últimos

días de dar prioridad a las cuentas claras que los ciudadanos esperan de sus

próximos representantes populares

Ahora falta que se pongan de acuerdo los partidos aliancistas que van con

el PRI en esta elección, y al interior del propio PRI, para que salga la lista de los

más listos.

Reflexión

Creemos firmemente que el gobernador Javier Duarte de Ochoa, como él dice,

concluirá su gestión al frente de los destinos de Veracruz hasta el último día del

mes de noviembre. Ya lo que siga será cosa de quien lo suceda en el cargo y de

que sepa cumplir su palabra. Escribanos a mrossete@nullyahoo.com.mx

formatosiete@nullgmail.com www.formato7.com/columnistas