* ESPOSAS Y AMANTES EN CAMPAÑA

En su edición de este domingo, el diario capitalino El Universal hizo un ejercicio

periodístico muy interesante sobre las esposas de los candidatos a la gubernatura del estado

de Oaxaca, las cuales vienen realizando campañas alternas a las de sus cónyuges por las

ocho regiones de esa entidad vecina.

El Gran Diario de México conversó con Ivette Murat, esposa de Alejandro Murat Hinojosa,

candidato de la alianza PRI-Panal- PVEM; con Irma Bolaños, pareja de Salomón Jara Cruz,

de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y con Maribel Martínez Ruiz,

cónyuge de Benjamín Robles Montoya, del Partido del Trabajo (PT). En cambio, Silvia

Gillesen, quien también anda haciendo proselitismo en apoyo de su esposo José Antonio

Estefan Garfias, abanderado de la coalición PRD-PAN, evadió la entrevista.

En cambio, en Veracruz, la única que viene desplegando un intenso activismo proselitista

es la señora Verónica de la Medina, esposa de Héctor Yunes Landa, candidato de la

coalición “Para mejorar Veracruz” (PRI-PVEM- Panal-AVE y Partido Cardenista).

De los demás aspirantes a la gubernatura veracruzana, la esposa de Alejandro “Pipo”

Vázquez Cuevas sólo aparece en una fotografía familiar en los anuncios espectaculares del

candidato del Partido Encuentro Social (PES); a doña Dulce María Dauzón, quien ya

contendió por la alcaldía de Xalapa, no se le ha visto muy activa en apoyo de su cónyuge

Armando Méndez de la Luz, de Movimiento Ciudadano; la esposa del independiente Juan

Bueno Torio cayó enferma desde finales del año pasado, lo que en su momento hasta hizo

titubear al ex panista si participaba o no en este proceso electoral; el abanderado de

Morena, Cuitláhuac García Jiménez, todavía disfruta de la soltería; y la señora Leticia

Márquez de Yunes Linares, quien nunca ha participado en este tipo de eventos políticos,

muy prudentemente mantiene una postura de bajo perfil, evitando exponerse a los

escándalos mediáticos en que ha sido involucrado el candidato de la alianza PAN-PRD.

Pero la que acaba de aparecer públicamente fue Sandra Ortega Rivas, ex amante de Miguel

Ángel Yunes, quien este jueves convocó a conferencia de prensa para desmentir que el

abanderado panista haya abusado sexualmente de su hija Sofía Garfias Ortega, como lo

declaró la semana antepasada a SDPnoticias.com Edith Encalada, hijastra del pederasta

Jean Succar Kuri, sentenciado a prisión vitalicia por el delito de corrupción de menores.

Sin embargo, la aparición pública de la ex amasia sólo desató más sospechas sobre Yunes

Linares, pues la Confederación Mundial  Pro Derechos Humanos Segura A.C. emitió esa

misma noche un comunicado en el que exponía que “el testimonio de Sandra Ortega puede

estar desvirtuado por un conflicto de interés, no solo por la presunta relación sentimental

que tuvo con  Miguel Ángel Yunes Linares (…) durante muchos años sino porque fue

beneficiada en términos económicos”, refiriendo, con base en notas periodísticas, que la

relación entre ambos “data desde la década de los 90’s, cuando él era Secretario General de

Gobierno del Estado de Veracruz y ella constituyó dos empresas: ‘Ortega Conceptos

Publicitarios SA de CV’ y ‘Flavio Octavio Toledo Chávez’, mediante las cuales firmaba

como representante del Gobierno del Estado en la subcontratación de anuncios

publicitarios”. Además consignaron que Ortega “se volvió la contratista exclusiva para la

producción y difusión de la totalidad de la publicidad oficial”.

“Ortega Rivas fue también delegada del ISSSTE en la zona norte de la Ciudad de México,

cuando Yunes Linares era el Director General.  Ahí se comprobaron compras millonarias

de departamentos y una casa en la Ciudad de México, así como pagos millonarios a tarjetas

de crédito, de casi 300 mil pesos mensuales en promedio y traspasos bancarios de 6

millones de pesos a diversas cuentas a su nombre.

“Y dos de los hermanos de Sandra: Teodoro y Rossana, tuvieron también cargos directivos

en el ISSSTE. Rossana Ortega, debido a irregularidades cometidas como directora de

TURISSSTE, recibió 8 sanciones por parte de la Secretaría de la Función Pública.

“Si Edith Encalada mintiera, como afirma Sandra Ortega, ¿cómo se inició un proceso legal

contra Succar Kuri que culminó en una sentencia de 112 años de prisión, siendo Edith la

principal testigo? Si desde 2005 hay denuncias e incluso un libro, ¿por qué sale Sandra

Ortega a desmentir una década después?

“Incluso, este jueves, en la columna ‘Arsenal’, del respetado periodista Francisco Garfias,

que publica ‘Excélsior’, Sofía Garfias Ortega aclaró que Miguel Ángel Yunes Linares fue

su padrastro, que sí convivieron con el pederasta Jean Succar Kuri y que nunca la tocó.

“Tras dichas declaraciones lo único cierto es que alguien miente, pero no Edith”, concluye

el comunicado de la CMPDHS A.C., firmado por el vocal de esta asociación civil, Gerardo

del Moral, quien reitera el compromiso colectivo de “seguir trabajando por los derechos de

las víctimas, como Edith, para que la justicia llegue a sus vidas pero, sobre todo, para que

ningún acto abominable como estos se repitan”.