APUNTES

Manuel Rosete Chávez

 

“El préstamo del FMI no afecta, porque los mexicanos

pedimos prestado al Monte de Piedad”.

Andrea Legarreta

¡Basta de tonterías!

Los trabajadores de los medios de comunicación, todos en general, dicen estar como Juan Bueno Torio, “hasta la madre”, pero de tantas estupideces que el gobierno filtra o paga por publicar contra quienes considera sus más peligrosos contrincantes: Miguel Angel Yunes Linares, Héctor Yunes Landa y, ahora, Cuitláhuac García Jiménez, candidatos al gobierno de Veracruz quienes, sin duda, al ocupar la silla imperial veracruzana, iniciarán una cacería de ratas como nunca antes ha habido en la historia de Veracruz.

Y es que el Palacio de Gobierno se retacó de estos roedores a raíz de la llegada de Fidel Herrera Beltrán: puros extranjeros –ninguno hizo carrera en Veracruz– que vinieron a saquear las arcas públicas, a satisfacer sus bajos instintos con barbys y kents, o sea prostitutas y machetes VIP, a torcer las leyes para favorecer sus apetitos de todo tipo y a destruír un estado que era, hasta antes de su arribo, verdaderamente próspero, alegre y bullanguero, noble como pocos, tranquilo y feliz.

Y, bueno, como el miedo anda como burro en primavera (ah, no, ese es otro dicho pero también les queda), por eso es que de unos meses a le fecha, de a tiro por viaje en términos de calumnias, cuando no es Reforma es El Universal, y si no La Jornada, o sus amanuenses a sueldo, o los conductores de noticieros televisivos de elevada audiencia que cobran millones y millones de pesos a cambio de uno, dos o tres infundios, o los que quieran, total, de eso viven y lo hacen muy bien.

Pero como nosotros, parafraseando a la rectora Sara Ladrón de Guevara, no somos tan torpes para creer sus mentiras, las vemos porque las hacen circular en redes sociales, en portales noticiosos, en medios impresos, en noticieros, pero nadie los toma en cuenta como serios; sabemos que se trata de montajes, de chismes, de estupideces que se inventan solo para manchar la imagen del adversario político con el fin de disminuírlo en las preferencias electorales.

En otros tiempos, las contiendas electorales se ganaban por los resultados positivos de un gobierno en beneficio del pueblo, pero ese capital político ya no existe, se convirtió en capital económico para pagar de cash las descalificaciones (infundios de lo más bajo y ruin) y los votos para ganar elecciones.

Lo bueno es que ya falta menos, estamos a un día de que las campañas de caca terminen… y punto, se acabó.

Difama, que algo queda

Ya veremos el 5 de junio, o sea el próximo domingo, qué tanto efecto hicieron las campañas de lodo entre los que luchan por echar del gobierno al grupo de la Fidelidad. Si los inventos de la pederastia de Yunes Linares, que tan buenos dividendos le ha dejado a Lydia Cacho o Cacho de Lydia, si eso de adjudicar la fortuna de la empresa en la que trabaja Omar Yunes al papá de éste, como queriendonos hacer creer que se trata de una fortuna mal habida del clan Yunes, o si ese último invento de la grabación del diputado Joaquín Rosendo Guzmán Avilés “El Chapito”, más chafas que ni el mismo “Chuletas” se las cree, causaron los estragos que quienes las sugirieron e hicieron esperaban.

O,por otro lado,son más fuertes los señalamientos que por actos de corrupción del gobierno de Javier Duarte de Ochoa y compañía (toda la banda), han venido haciendo Miguel Ángel Yunes Linares, Miguel Basave (dirigente nacional del PRD), Ricardo Anaya Cortés, líder del PAN, y hasta el beodo Felipe Calderón Hinojosa, todos ellos bien documentados y denunciados ante la Fiscalía General del Estado, señalamientos que han cerrado con broche de oro con el reportaje de Animal Político sobre las empresas fantasma.

Denuncias que han levantado la indignación de miles de veracruzanos afectados por hechos de violencia, extorsiones, secuestros, desapariciones, por el caso de los chamacos de Tierra Blanca, sacrificados por un grupo de policías del estado, o el de los Porkys, cuyos padres casi logran impunidad merced a sus buenas relaciones con el duartismo, los descuartizados de Córdoba, los crímenes de Orizaba, los de la noche de terror de La Madame de Xalapa, y el montón de asesinatos que se han dado a lo largo y ancho del territorio veracruzano y que han quedado en la impunidad.

También contará la falta de pagos y las agresiones físicas a los pensionados y jubilados, la agarrada de majes que le han dado a las autoridades universitarias, a las que el gobierno ha engañado infinidad de veces creyendo que esas burlas las hacen a un grupo de chamacos y no a académicos y miembros de la comunidad universitaria, la más importante del sureste mexicano; las deudas a los empresarios de quienes también se han burlado, los crímenes de los colegas periodistas a quienes criminalizaron de la manera más burda, y tantos agravios cometidos contra los veracruzanos que lo único que piden es castigo a los responsables, del gobernante para abajo.

Héctor ya ganó, en encuestas

 

Y bueno a unos días de las elecciones más competitivas en Veracruz, las cosas se han definido y los resultados parecieran que están a la vista. La gran sorpresa ha sido el gran crecimiento de Héctor Yunes, quien en todas las encuestas sobrepasa por mucho a los otros dos candidatos, que a esta altura ya perdieron la esperanza de gobernar el estado.

La última  encuesta de El Financiero, trae datos muy precisos y sorprendentes: Héctor con 36%, Miguel Ángel de los 40 y tantos puntos que según él traía, tiene 34 y Cuitláhuac se queda con solo 25%.

Es increíble cómo han venido sucediendo las cosas en esta campaña: Miguel Ángel Yunes se creyó muy seguro, y a medida que pasaban los días y se fueron ventilando sus desfalcos y su pasado de pederasta, se fue en picada; por su parte, Cuitláhuac García, que creyó que era suficiente esperar a ver qué pasaba con los dos Yunes, se fue desbancando debido a que mostró su gran ignorancia y poca experiencia para ocupar un alto cargo.

Y todo lo anterior se reflejó con mayor fuerza en los cierres de campañas de los candidatos del PAN-PRD y  de Morena.El primero cerró con la visita del ex presidente Felipe Calderón, lo que fue un craso error, porque de todo lo que dijo, es decir echarle tierra a Javier Duarte, se le revirtió, porque parece que la memoria le falló, ya que se le olvidó que él gobernaba  cuando se desató la inseguridad, y tendría que haber sabido de los delitos de los que hoy  acusa a Javier Duarte, es decir se hizo de la” vista gorda”.

Y para qué decir de Cuitláhuac, que trae a su líder, el mismo que “desconoce a su hermano”, porque no piensa igual que él, y además nuevamente mostró su prepotencia e intolerancia con los medios que cubrieron el evento.

En unos días tendremos nuevo gobernador, y de seguro es un Yunes, pero se llama Héctor.

 

Salvará a Veracruz

Contra todos los pronósticos que daban por perdida la gubernatura de Veracruz, Héctor Yunes Landa remontó todas las encuestas y ahora se ubica como el virtual ganador del domingo 5 de junio; tan es así que ha recibido llamadas de las más altas esferas políticas para felicitarlo por esta hazaña e incluso le han ofrecido todo el apoyo para su gobierno de dos años. Desde el altiplano nos informan que, de confirmarse el triunfo de Yunes Landa el próximo domingo, el gobierno federal que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto tiene dispuestos apoyos especiales para sacar a Veracruz de la crisis en la que se encuentra (aparte de las acciones legales que emprenderá contra los que han saqueado al estado), lo cual seguramente no ocurrirá si el ganador es otro partido.

Reflexión

Fue visible el repudio generalizado que contra su persona recibió el pasado viernes el señor Raúl Arias Lovillo, exrector de la Universidad Veracruzana, quien en un acto de cinismo y oportunismo político se presentó a temprana hora, ahí por el EstadioXalapeño, con la finalidad de participar en la marcha que encabezó la rectora Sara Ladrón de Guevara junto con la comunidad universitaria en demanda del cumplimiento, de parte del gobierno estatal, del pago de la deuda que tienen con la institución. La rectora fue informada de la presencia de Arias Lovillo y de su intención de participar en primera fila, al lado de la rectora, en el recorrido; la respuesta fue: Si quiere participar que se vaya a la plaza Lerdo y que permanezca con el resto de los manifestantes, aquí no lo queremos. ¡Sopas!… El que siembra, cosecha.

Escríbanos a:

mrossete@nullyahoo.com.mx

formatosiete@nullgmail.com

www.formato7.com/columnnistas