* YUNES: LA COLA ENTRE LAS PATAS

A diferencia del 27 de marzo pasado, cuando acudió a presentar oficialmente el registro de

su candidatura por la alianza PAN-PRD ante el Órgano Público Local Electoral, este

domingo Miguel Ángel Yunes Linares se volvió a presentar ante el OPLE para recibir la

constancia que legalmente lo declara como “Gobernador electo”, pero con otro discurso

diametralmente opuesto.

Y es que hace casi tres meses, en ese mismo escenario, Yunes descalificó al organismo

electoral, y en una protagonista y premeditada actitud de alevosía y ventaja –a sabiendas de

que los funcionarios del OPLE no le arrebatarían el micrófono para rebatirle al instante–

pretendió exhibir al consejero presidente Alejandro Bonilla y al secretario ejecutivo

Alfredo Roa Morales al cuestionarles que “no tenemos certeza de que ustedes sean la

garantía ni la certeza porque lo que hemos visto es que permiten que sobre su autonomía

gravite el poder corruptor de Javier Duarte y sus funcionarios”.

El entonces candidato de la coalición PAN-PRD reiteró que “hoy tenemos a un presidente

de este organismo que es un presidente que ha trabajado para el gobierno corrupto de Javier

Duarte y un secretario ejecutivo que viene de la campaña del PRI, como todos los

sabemos”. Y queriéndolos ridiculizar, Yunes Linares les espetó a Bonilla y a Roa Morales:

“Ustedes tienen espacio para jugar en un espacio político y ese espacio es el PRI, y por eso

los exhorto a que no simulen imparcialidad, a que ustedes se sumen a la campaña del PRI,

que es de donde provienen, de donde se originan. No vengan aquí a engañar a los

veracruzanos y decir que este proceso será imparcial”.

Pero este domingo, casi tres meses después, con otro semblante y la egolatría desbordada

por recibir la constancia de su presunta “mayoría” –aunque en la sede priista sugieren

aguardar el veredicto final del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que

habrá de resolver los recursos de impugnación que estaría por presentar la coalición “Para

mejorar Veracruz”– Yunes Linares agradeció al OPLE por defender su autonomía,

prometiendo públicamente que, en reconocimiento a ello, él jamás intentará vulnerar la

autonomía del órgano electoral.

 

Ahora sí, con la constancia en la bolsa que lo acredita como “Gobernador electo”, el ex

priista reconoció que la actividad del OPLE tuvo como base la Constitución con un sentido

y voluntad democrática para defender su autonomía.

 

Yunes Linares fue tan generoso que hasta felicitó al consejero presidente Alejandro Bonilla

por la labor realizada y le pidió que por su conducto les extendiera su reconocimiento a

todos los integrantes del organismo electoral en el estado.

 

“Me comprometo a que el órgano tendrá el más absoluto respeto del gobierno del estado.

Me comprometo a que mi gobierno será un gobierno democrático y no apoyará a ningún

partido político, un gobierno que no participará en las elecciones, un gobierno que no

desviará recursos para apoyar a ninguna organización política, un gobierno que luchará

para que Veracruz recupere su prestigio”, agregando que el prestigio de Veracruz fue

lastimado en estas elecciones por la intervención indebida del gobierno, “que termina hoy y

termina para siempre”, aseverando que “la democracia llegó para quedarse”.

Ya lo veremos el año próximo en la elección de los 212 ayuntamientos y, sobre todo, en la

sucesión presidencial y en la elección del nuevo gobernador de Veracruz en el 2018.

¿ESTO AÚN NO TERMINA?

Este domingo se cumplió un paso más del proceso electoral con la entrega que hizo el

OPLE a Miguel Ángel Yunes Linares del documento que lo declara Gobernador Electo.

Pero esto parece que aún no termina. Y es que aunque Yunes ha advertido públicamente

que enviará de inmediato a los auditores externos que contrató para que vayan revisando las

cuentas de las dependencias, del gobierno estatal ya le recordaron que la Ley Orgánica del

Poder Ejecutivo, en el capítulo IV, artículo 58, sobre la Transmisión y Continuidad de los

Asuntos de la Administración Pública, establece muy claramente que el proceso de entrega-

recepción deberá realizarse a partir del 1 de noviembre, además de que también le sugieren

esperar las resoluciones de los tribunales electorales, ya que el CDE del PRI acaba de

anunciar este domingo que impugnarán los resultados de la elección de gobernador por las

graves irregularidades detectadas en la apertura de paquetes electorales.

Marco Antonio Aguilar Yunes, representante del PRI ante el OPLE, citó como ejemplo que

hay más de 106 mil votos anulados, los cuales eran a favor del candidato priista Héctor

Yunes Landa. “Dicha cantidad representa más de la diferencia que hay entre el candidato

del PAN-PRD y Yunes Landa”, explicó Aguilar Yunes, quien dijo que recurrirán hasta el

Tribunal Federal Electoral para tener la certeza de que se realizó una elección aseada.

Según se ve, los priistas no van a dar tregua al flamante Gobernador electo, pues además

trascendió que este lunes los diputados federales veracruzanos del tricolor presentarán un

exhorto a la Procuraduría General de la República para que se resuelvan las averiguaciones

que tiene abiertas Yunes Linares por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Cierto, esto aún no termina.