PAN para rato

Es un hecho: Si funcionó en este 2016, puede funcionar en el 2017. La alianza PAN-PRD seguirá para competir por las 212 presidencias municipales con una meta fija, al menos en el blanquiazul: sumar al menos 100 alcaldías, que en buen cristiano representa triplicar el número que actualmente tiene: 35. Por supuesto, eso implica que José de Jesús Mancha Alarcón asuma nuevamente la responsabilidad de tomar las riendas de este nuevo proceso electoral y dejar en claro una cosa: Su lugar está en la dirigencia estatal del PAN aunque para ello, decline la invitación del Gobernador Electo para integrarse al Gabinete el primero de diciembre… sí… ¡no va!

II

Del 21 de septiembre a la fecha, pasaron nueve meses desde que Pepe Mancha, dirigente del PAN estatal, platicara de su aspiración por ir en alianza con el PRD, con una tesis simple pero a la vez, oferta tentadora para el ciudadano: la alternancia, o dicho en otras palabras, sacar al PRI del Gobierno… ¡y le funcionó!

Hoy, a la vez que se acepta feliz de haber logrado su objetivo, igual reconoce que no esperaba mandar al tercer lugar en la preferencia electoral al PRI y tampoco encontrar a un nuevo rival a vencer: Morena.

Por eso, no tiene empacho Pepe Mancha en decir que ya platica con la dirigencia estatal del PRD para enfrentar este nuevo proceso electoral juntos, que además de incrementar su número de alcaldías, los deje fortalecidos para enfrentar la elección de Gobernador, diputados locales y federales, senadores y presidente de la República, en 2018.

III

Pepe Mancha cita a Miguel Ángel Yunes Linares desde dos perspectivas cuando refieren al Gobernador electo y su relación con la prensa: “El que me cuentan” cuando era priísta; “y el del PAN”. Por supuesto, opta por hablar del segundo. Dice que “ha cambiado… ha ido contracorriente, incluso dentro del mismo PAN donde ha tenido sus batallas democráticas… ha modificado su forma de ser y actuar… no lo hubiera apoyado si hubiera visto en él actitudes represivas”… Entonces, ¿maduró el choleño? le dicen a Pepe Mancha y éste responde: “Más que haya madurado, se ha empanizado”.

IV

¿El mejor aliado del PAN, Javier Duarte de Ochoa? ¡Parece que sí! pues en este momento que con sus propuestas, iniciativas y reformas, intenta entorpecer lo que será la nueva administración estatal, igual abona para que se vaya generando una bandera más contra el PRI con el actuar de los diputados del Congreso local. A ello se le suma las últimas encuestas que muestran un resultado que si fuera plebiscito, pondría a temblar al Gobernador Constitucional: al 92% de los ciudadanos le gustaría ver en la cárcel a Duarte de Ochoa…

V

El rostro del dirigente del PAN estatal irradia felicidad. Hay optimismo, pero no tanto del triunfador como de la persona que cumplió sus metas trazadas y platicadas aquel 21 de septiembre del año pasado. A ello se le suma el regreso de inversionistas que se han acercado ya al Gobernador electo para participar en Veracruz con proyectos, nos cuenta.

Hoy, Pepe Mancha tiene un nuevo reto: el 2017, y así como ya platica con el PRD estatal igual lo hace con el PAN nacional. Sí, las alianzas son rentables, lo sabe y si quieren mantenerse como primera fuerza en Veracruz, le queda claro al líder del PAN que Miguel Ángel Yunes Linares tiene que hacer un excelente trabajo acompañado de panistas, perredistas y sí, también con ciudadanos en su gobierno. Así, sólo así, es posible que en la terna que hoy se maneja para un candidato al 2018 por la Gubernatura, además de Julen Rementería, haya cabida sin chistar para las aspiraciones de Fernando o Miguel Ángel Yunes Márquez… y si entre los resultados del Gobierno de la Alternancia está la cárcel para quienes llevaron a la bancarrota a Veracruz, todo indica que habrá PAN para rato en Palacio de Gobierno.

smcainito@nullgmail.com