Las posibilidades de Deantes y Reynaldo

Salvador Muñoz

 

La posibilidad de que Gabriel Deantes sea Consejero del IVAI o el mismo Reynaldo Escobar Pérez, Magistrado Anticorrupción, no debe verse como una burla para la inteligencia de los veracruzanos, al contrario, se debe de ver más como una constante en este gobierno que fenece (sin quitarle méritos al de Fidel Herrera y al de Miguel Alemán) ante la comodidad de una Mayoría en el Congreso y un mandatario estatal ocurrente.

Los ejemplos son varios en este Veracruz paradójico donde “no pasa nada” pero también del “nada es imposible” y basta hacer memoria para que nos pongamos a temblar:

Hemos tenido un secretario de Seguridad Pública que hacía funciones de guardaespaldas de un gobernador; tenemos un Magistrado que dio origen a la legendaria frase de Yolanda Cecilia Castañeda: “Cualquier pendejo puede ser magistrado”; tuvimos en Espacios Educativos a la vendedora de Herbalife más sexy; nos pusieron en Icatver de Xalapa y Puerto a alguien que no sabía de qué Universidad había egresado; en Inverbio, tenemos a un sujeto que para librar el Torito, sacó una charola del Congreso federal (sin contar sus legendarias fotos encuerado); un diputado que es la cara de lo más bochornoso de la humillación humana al desnudo; ¡vamos! tendremos a Vicente Benítez y Juan Manuel del Castillo como diputados ¿y qué representan ellos?

Entonces, realmente no es una burla a la inteligencia de los veracruzanos la postulación de Gabriel Deantes, Reynaldo Escobar y otros personajes… es un hecho que araña la inminencia… si el Congreso y su mayoría siguen siendo paleros del Ejecutivo.

Así, luego entonces, con cuatro meses por delante para la culminación de este gobierno, sin demeritar el talento y capacidad de los personajes a citar, ¿por qué no esperar lo siguiente?

* Carlos Brito Gómez, a la dirigencia estatal del PRI…

* A la subsecretaría de la Juventud, El Osito Tequilero, Iván Alarcón Cerda.

* A la Junta de Mejoras, César del Ángel Fuentes… así amenizaría las fiestas patronales con “estrip-tis” y ni quien le dijera nada…

* Por supuesto, el líder del partido Cardenista en la secretaría de Salud… experto en el tema de diabetes y discapacitados.

* Natalia Callejas cabría perfectamente en el área Anti-Secuestros de la Fiscalía… es experta en chantajes.

* Iván “El Burro” Fernández acabaría siendo el último titular de Finanzas…

* Y si batean a Paco Portilla Bonilla como Fiscal Anticorrupción, en su lugar, Mauricio Audirac.

* Erick Lagos Hernández pediría licencia para ser secretario de Gobierno… ¿eh? ¿Que ya no tiene chiste? Entonces allí podría caber Domingo Bahena, para seguir con la tendencia de poner a panistas arrepentidos…

* Salvador Manzur estaría a cargo del programa 65+ en Sedesol… es que los viejitos son oro molido para él…

* Marlon Ramírez llegaría a Seguridad Pública pero no manejaría pistola… luego se anda dando tiros en la pierna…

* A la Procuraduría de la Defensa del Menor, Juan René Chiunti… así podría reconocer a algunos chilpayates de la cuenca del Papaloapan que lo quieren conocer…

* Y finalmente, Peña Nieto llamaría a Javier Duarte de Ochoa… y no precisamente a cuentas… y se encargaría de la secretaría de Hacienda… ¡y a chingar su madre México!

Así que, en verdad, ¿por qué nos sorprende la postulación de Deantes, Reynaldo y otros? Aunque no lo crean, todavía podemos esperar lo peor…

 

smcainito@nullgmail.com