Dentro del panorama caótico de la toma de poder de los neo-neoliberales, los hijos de Isaac Katz están decididos a manifestar el autoengaño de sí mismos como si fuera el del Estado. Y es que cuando el maestro Monsiváis estaba vivo era tan irónico que les decía hasta a los reporteros del Puerto que él era hijo ilustre nacido en Misantla como veracruzano y las hemerotecas no me dejarán mentir. El punto es que ya nadie le dice a los políticos que sus discursos enérgicos nadie se los cree. Y haremos lo consecuente como político no decir lo que no creo y como Notiverista, perseguir lo que dicen, por sus madres bohemios, los políticos de Veracruz.