@journalveracruz

Ciudad de México. El presidente Enrique Peña Nieto, durante el discurso de la promulgación del sistema nacional anticorrupción dijo “que habrá un antes y un después”.

Captura de pantalla 2016-07-18 a la(s) 20.29.25

Rodeado de la clase política que pretende impulsar el pacto de facto por México, este discurso fue un claro mensaje para aquellos “servidores públicos que dañan la imagen de otros”.

“El sistema nació de los ciudadanos, será presidido por los ciudadanos y servirá a los ciudadanos”. Prevendrá y castigará la corrupción, y mejorará la asignación de obra. Llamó también a la rendición de cuentas. Se le dieron atribuciones a la Auditoría Superior y a la Secretaría de la Función Pública, titular que tendrá que ser ratificado por el Senado.

Captura de pantalla 2016-07-18 a la(s) 20.28.55

Dijo que representa un cambio de paradigma. Desde la tribuna de los medios se han dado a conocer diversos manejos que han incidido en la mala percepción de los ciudadanos hacia sus gobernantes, como se refleja en las encuestas que buscan cuantificar las calificaciones hacia los mandatarios, que nunca en la historia habían tenido resultados tan bajos como con el gobierno del presidente Peña Nieto.