¿Callejas al PRI?

Confrontar a Héctor y Miguel Ángel Yunes sirvió para que haya quienes vean en Juan Nicolás Callejas Arroyo, como el dirigente que le hace falta al PRI de Veracruz en estos momentos.

El argumento es simplista para quienes ven al titular de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, como un potencial dirigente del tricolor: no teme chocar con Miguel Ángel y puede “pararle sus tacos” a Héctor. ¡Ya nada más faltaría decir que tiene una excelente relación con Pepe Yunes Zorrilla!

De no ser por el deprimente discurso que dio en su rueda de prensa como respuesta a Miguel Ángel Yunes Linares, quien lo calificó como “rémora del sistema”, bien podría validarse “la experiencia” como un buen elemento a su favor, pero siendo francos, se esperaba más del “Maestro”… ¿sacar una suástica?

No sé a quién se le ocurrió tremenda idea… pero es seguro que quien haya dicho al diputado Callejas Arroyo de que meter la foto de Yunes Linares y a su lado una suástica sería un buen puntacho, simplemente lo llevó al nivel del discurso que traía el choleño.

(Dije “que traía”, porque al menos este domingo que escuché al Gobernador Electo, fue más mesurado en su mensaje, menos “adjetivizado”, más directo)

Y que conste, no digo que el discurso de Yunes Linares sea malo… insisto: aprovecha la coyuntura y un alto porcentaje de lo que diga en contra del Gobierno estatal y diputados del PRI y sus cómplices, si no es que todo, será aceptado por el receptor.

Caso contrario ocurre con el diputado Callejas Arroyo, que tiene algunos negativos a la hora de defender la posición de los diputados que él pastorea (es decir, de los que él es pastor, como mera figura retórica), por ejemplo: desde su posición, por ser diputado, quizás una de las figuras con menos credibilidad dentro de lo que son nuestros representantes, ya pierde; por ser diputado y del PRI, ya pierde; por ser diputado del PRI y además considerado un “Cacique” dentro del magisterio veracruzano, pierde; y agregue hasta mal tío, pues pierde más; a ello sume que el papel que ha desempeñado la fracción legislativa del PRI con sus cómplices (o “aliados”, simple eufemismo) deja mucho que desear en aquellos que gustan de estar al tanto de la actividad y quehacer políticos.

¡Ah! Y algo más: Por decanto, quien se enfrenta a Héctor y a Miguel, se vuelve “Duartista”… amigo de mis enemigos, enemigo; enemigo de mis enemigos, amigo… quizás por eso esa cartita que publican quejándose de lo malo que es el señor Yunes Linares… argumentan que aún no es Gobernador Electo.

No obstante todos esos negativos, algunos priistas dejaron esparcir la especie de que Callejas Arroyo bien podría ser el mesías que espera el PRI en estos momentos tan oscuros…

Aunque me salta una duda… ¿estará dentro de la pauta que va marcando la nueva dirigencia nacional del tricolor? Digo, si nos abocamos al perfil de Enrique Ochoa Reza, joven y tecnócrata, desde allí, como que no encaja, pero dadas las circunstancias por las que atraviesa el partido, cuando Reynaldo Escobar Pérez se apunta para suceder a Amadeo Flores Espinosa, o el mismo Marco Antonio del Ángel Arroyo alza la mano para ocupar el edificio de Ruiz Cortines con Francisco Moreno, creo que postular a Juan Nicolás Callejas Arroyo, quizás uno de los últimos vestigios del priismo jurásico, explica mejor qué tan grave han de estar las cosas al interior del Revolucionario Institucional como para acudir al “PRIsaurismo” político… ante la ausencia de líderes, ¡caciques!

smcainito@nullgmail.com