Salvador Muñoz

Extrañó que el pasado domingo, los delegados federales hicieran mutis cuando venían cada semana dando a conocer los pormenores de cada delegación a lo largo y ancho del estado. Debo entender que la razón fue porque este lunes habrían de reunirse en las oficinas del Infonavit con la bancada del Jarocho Power en San Lázaro ¡y que le van haciendo “el fuchi” al delegado de Segob, Ángel Isaac Ochoa Pérez! ¡No llegaron!

II

Este desencuentro no es nuevo entre el Jarocho Power y los delegados federales. Hace mes y medio, durante un encuentro de diputados federales con el presidente Enrique Peña Nieto y el dirigente del PRI nacional, Enrique Ochoa Reza, fueron dos las demandas que les dejaron caer a estas dos cabezas de manada: evaluación a cada delegado federal y que éstos fuera veracruzanos con perfil y conscientes de la problemática que en su cargo han de desempeñar como la que reina en el estado. Allí, las baterías se enfilaron en ese momento a tres personajes: al que se le reconocía su labor al frente de la delegación federal de Liconsa en Veracruz, y a quienes se les criticaba su trabajo: los delegados de Segob y de la Policía Federal Preventiva, “no tienen articulación, no están haciendo su tarea”.

De ello tomó apuntes el Presidente y encomendó al secretario de Gobernación atender la demanda del Jarocho Power.

III

Al menos en el primer punto, la vercruzanidad, demanda que se hizo frente al Presidente Peña y al dirigente del PRI, Ochoa Reza, se vino por los suelos. Salió el delegado de Conagua, Iván Hillman Chapoy, y llegó un tabasqueño; se va Rogelio Santos Elizondo (Infonavit), llega un poblano; renuncia Pepe Toño Mansur Beltrán, y al menos, Joaquín Rafael Galindo Toss, quien funge como interino, es veracruzano… pero falta que nombren al titular…

El Veracruz para los veracruzanos demandado por el Jarocho Power no se hizo tangible… ¿por parte de Isaac Ochoa, Osorio Chong o del Presidente?

IV

Lo cierto es que desde el pasado 5 de junio, las delegaciones federales fueron puestas en la mira de todos. Mucho se ha hablado de cambios y más cambios; incluso, se corre el rumor de que uno de los primeros en solicitar éstos, fue el Senador Héctor Yunes Landa, pero no pasó de un rumor… otro rumor fue que Miguel Ángel Yunes Linares solicitaría varias cabezas en las delegaciones… lo cierto es que no pasó de ser un buen chiste. Es más, eso motivó a que se enarbolara la bandera de que los cambios de delegados obedecen a una decisión totalmente del presidente Peña Nieto, según exclama el ex dirigente de la Federación de Estudiantes del Politécnico, hoy delegado de Segob.

V

Como sea, el Jarocho Power de San Lázaro, con 20 diputados federales, ayer le hizo “el fuchi” a Ángel Isaac Ochoa Pérez, quien de plano, hizo el coraje del día; que si les dijo “desleales a Peña Nieto y a Osorio Chong”, eso ya no me consta ni que haya despotricado en contra de un diputado en especial… pero todo se ha de ventilar mejor este martes, cuando el Jarocho Power haga llegar al secretario de Gobernación una carta donde solicite mesa de trabajo pero directamente con el Número 2 del Altiplano, tal y como el Presidente Enrique Peña Nieto encomendó en su momento.

El secretario de Gobernación tendrá que pulsar el peso político de la segunda bancada más importante en San Lázaro, la del Jarocho Power, en aras de que este pequeño roce entre diputados federales de Veracruz con delegados federales en Veracruz no pase del anecdotario… porque hoy, al menos le hicieron “el fuchi” a Ochoa Pérez, mañana, ¡quién sabe!

smcainito@nullgmail.com