Raymundo Jiménez

De los siete gobernadores de filiación panista electos en junio de este año, el más polémico y cuestionado es el veracruzano Miguel Ángel Yunes Linares, sobre el cual varios analistas políticos advertían desde antes de los comicios, que en caso de que llegara a la gubernatura terminaría por restarle al PAN en la contienda presidencial de 2018.

Este lunes, por ejemplo, en el debate que sostuvieron los dirigentes nacionales del PAN, PRI y PRD en el noticiero matutino del periodista Carlos Loret, de Televisa, al polemizar sobre el combate a la corrupción, el líder priista Enrique Ochoa Reza le reviró al panista Ricardo Anaya que el tricolor, por primera vez en su historia, había suspendido los derechos partidistas  a un gobernador en funciones –en alusión a Javier Duarte, de Veracruz–, mientras que a Acción Nacional no se le veía actuar para limpiar su propia casa.

“Tú lo has dicho: ‘el buen juez por su casa empieza’, y yo no te he visto actuar en tu casa de ninguna manera. Ahí tienes los casos señalados de Miguel Ángel Yunes Linares en Veracruz; de Aguascalientes y Los Mochis”, le recriminó Ochoa a su homólogo del PAN

¿Anaya le va a retirar sus derechos de militante a Yunes Linares? Por supuesto que no, pues tampoco lo habría hecho candidato. Entre ambos existen fuertes complicidades. El miércoles 11 de mayo de este año, por ejemplo, el periodista Ciro Gómez Leyva entrevistó al dirigente nacional del PAN, quien ese día había realizado una gira por Veracruz. El conductor del noticiero de Radio Fórmula, que también publicaba una columna en El Universal, escribió sorprendido la defensa a ultranza que Anaya hizo de su candidato a la gubernatura veracruzana, de quien sostuvo que “es gente decente y de bien”, a pesar de las evidencias que se habían estado exhibiendo sobre la inexplicable riqueza de Yunes.

Pero Ciro parecía olvidar la complicidad que Anaya traía con Yunes desde el último proceso interno por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Y es que a principios de octubre de 2014, cuando aún escribía para Milenio Diario, Gómez Leyva publicó una columna en la que consignaba que “a la par del avance de la noticia de la renuncia de Gustavo Madero a la presidencia del PAN y el arribo de Ricardo Anaya como relevo, comenzó a correr también la versión que pedía estar alertas, porque se ‘deslizaría por ahí una grabación demoledora’ de Anaya con Miguel Ángel Yunes, que iba a dejar muy mal parado al nuevo líder panista.

“Según esto, la grabación (no se aclaraba si era audio o video) tendría que ver con hechos relacionados con Veracruz (no se aclaraba si eran cuestiones políticas, de negocios o personales). Y tendría tal contundencia que el propio gobierno federal estaría operando a tope para evitar que se difundiera. ¿Pues qué se dicen Ricardo Anaya y Yunes como para despertar tanta preocupación?

 “(…) No me sorprende la degradación, el espionaje obsceno ni esa ilegalidad que busca los juicios sumarios y el linchamiento ipso facto. Lo increíble es la candidez de personajes públicos que, sabiendo que pueden ser grabados, hablan y actúan como si fueran invisibles.
Indestructibles. Suerte a Anaya y Yunes”, concluía Gómez Leyva.

Al día siguiente, el periodista local Filiberto Vargas Rodríguez, en su columna “Punto de Vista”, difundió que uno de sus informantes “que se mueve en los corrillos políticos de la capital del país” le había comentado que “Ricardo Anaya está muy preocupado”, porque “sabe todo lo que ha conversado vía telefónica con Miguel Ángel Yunes, y teme que haya más grabaciones”.

“Desde que se conoció que asumiría de manera interina la dirigencia nacional del PAN, Ricardo Anaya ha llevado este tema con (el secretario de Gobernación, Miguel Ángel) Osorio Chong. Le ha pedido que pare la guerra entre Javier Duarte y Yunes Linares, pues él está resultando el más afectado”, fue la versión que le dieron al columnista, quien además refirió que a Anaya le habrían aconsejado que “soltara” a Yunes porque “está radioactivo” y “es más el daño que te hace, que lo que te puede ayudar.”

Algo similar advirtió en su columna del  jueves 12 de mayo Gómez Leyva: “Hace unos días (abril 26), escribí aquí que Yunes podría argumentar que hay una guerra sucia en su contra financiada por el gobernador Javier Duarte y orquestada por el líder priísta Manlio Fabio Beltrones, pero que difícilmente revertiría tanta información sobre su riqueza. Apunté que quizá el desprestigio de Duarte y la atomización del voto le alcancen para sobrevivir la elección del 5 de junio, incluso para ganarla. Pero de que ha quedado cubierto por un manto de oprobio, tengo pocas dudas. Yunes dirá que son mentiras, guerra sucia. El problema es que hay demasiadas pruebas en la mesa para taparlas con el lenguaje de la victimización.

“Por eso creo que ayer Ricardo Anaya dio un salto al vacío. Si Miguel Ángel Yunes pierde, las investigaciones legales y periodísticas sobre su patrimonio no cesarán. Si gana, proliferarán, se multiplicarán a un grado que tal vez no hayamos visto con gobernador alguno. Y Anaya tendrá que cargar con él por haberlo encubierto al expresar un 11 de mayo de 2016 que Yunes era una gente decente, de bien. O por negligente, por no revisar la fortuna del veracruzano. O por ingenuo, inocente, pues su candidato al gobierno de Veracruz lo habría engañado con facilidad”, apuntó Gómez Leyva.

Por la protección de Anaya, Yunes tiene a salvo sus derechos como militante del PAN. Pero habrá que ver si libra las indagatorias de la PGR, sobre todo la que le inició por la denuncia que el lunes 8 de agosto presentaron los abogados de la Sección 32 del SNTE, en la que lo señalan que como Director General del ISSSTE –de diciembre de 2006 a febrero de 2010– “acordó con la empresa CONSUPAGO para que les prestara dinero a los maestros que cotizaban ante el ISSSTE, a quienes les descontaban directamente de su nómina salarial ese préstamo, aplicándoles intereses muy altos” y que “a cambio, CONSUPAGO con el dinero que cobraba por estos préstamos, le pagaba una gran ‘comisión’ (mordida) a 3 empresas propiedad de MAYL y de su familia directa.”

‘POLACA A LA VERACRUZANA’

Interesante, muy interesante, estará el programa de televisión por internet “Polaca a la veracruzana” que se transmite todos los martes a las 21:00 horas por las páginas web formato7.com y versiones.com.mx, entre otros medios digitales del norte, centro y sur de la entidad.

Y es que los invitados de esta noche serán los ex dirigentes estatales del PRI, Carlos Brito Gómez y Gonzalo Morgado Huesca, además de la doctora Denisse de los Ángeles Uribe Obregón, ex presidenta de la Fundación Colosio y actual coordinadora de Delegados del CDE del partido tricolor, quienes hablarán de las causas de la derrota electoral priista así como de la sanción recién impuesta al gobernador Javier Duarte de Ochoa, a quien la Comisión de Justicia Partidaria le suspendió sus derechos de militante.