AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

Por la forma tan firme y contundente como respondió este lunes el presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, cuando se le preguntó sobre la amenaza velada del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares –quien la semana anterior acusó que el régimen priista quiere impedir que tome posesión el 1 de diciembre próximo, por lo que amagó con dar información sobre el nivel de corrupción del gobernador con licencia Javier Duarte, que según el panista “cimbrará a México”–, quedó claro que al menos la dirigencia del partido tricolor no va a dar tregua al ex candidato de la alianza PAN-PRD, que al igual que Duarte de Ochoa, también tiene abiertos sendos expedientes en la Procuraduría General de la República (PGR)  por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Independientemente de lo que determine también el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyo Pleno está por resolver el recurso de impugnación que interpuso el PRI para anular la elección de gobernador –cuyo veredicto, dijo, esperan sin ejercer presión alguna y que acatarán aunque les sea adverso–, Ochoa Reza fue muy reiterativo acerca del combate a la corrupción que han emprendido internamente con los militantes de su partido, y cuya lucha, afirmó, extenderán en contra de los gobernantes de toda la oposición. Según dio a entender, buscarán que tanto Javier Duarte como Yunes Linares rindan cuentas ante las autoridades jurisdiccionales.

El dirigente priista rechazó irónicamente el reto del gobernador electo del PAN, respondiendo que con quien Yunes debe debatir es con el Ministerio Público federal. Y sobre la declaración que hizo este lunes el panista, acerca de que Duarte habría escapado el sábado en un helicóptero, Ochoa Reza sugirió que si de veras tiene tanta información que entonces acudiera a la PGR para que les informe sobre el paradero del mandatario veracruzano con licencia.

Por todo lo que dijo y respondió en entrevistas abiertas y en reuniones privadas con los representantes de los medios de comunicación, el presidente del CEN del PRI dejó suficientemente claro que Yunes Linares no logró espantarlos con “el petate del muerto”, ya que inclusive opinó que el gobernador electo del PAN no tiene por qué esperar hasta diciembre sino que debería acudir de una vez ante la PGR para presentar la información que dice tener contra Duarte y que supuestamente “cimbrará a México”.

El arrebato del panista hace recordar aquél desafío que los líderes petroleros le hicieron al presidente Miguel de la Madrid en 1986 –molestos porque la nueva Ley de Obras Públicas, aprobada en diciembre de 1984, había eliminado la práctica de otorgar al sindicato casi la mitad del valor del programa de inversiones, cuyos contratos ascendían a más de 2 mil millones de dólares anuales–, cuando el quinista José Sosa Martínez, a la sazón secretario general del sindicato de trabajadores de Petróleos Mexicanos, envalentonado le expresó a De la Madrid que “Si PEMEX se hunde, se hunde usted, señor Presidente…”

¿Qué fue lo que pasó? Finalmente nada, aunque en las elecciones presidenciales de 1988 estuvieron a punto de hundir al PRI y a su candidato presidencial Carlos Salinas de Gortari, quien había sido coautor de la polémica ley que económicamente había afectado a los líderes sindicales de PEMEX. Pero el 10 de enero de 1989, poco más de un mes de haber asumido la Presidencia de México, Salinas los hundió a ellos. Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”, el más poderoso de todos, permaneció en prisión casi el resto de su vida.

Por supuesto que aquellas circunstancias políticas no son iguales a las presentes, ni el presidente Enrique Peña Nieto es Salinas de Gorari, ni el mexiquense tiene en la Secretaría de Gobernación a un operador político como don Fernando Gutiérrez Barrios, que, por cierto, era amigo de Hernández Galicia, como el actual titular de la SEGOB, Miguel Ángel Osorio Chong, dicen que lo es de Yunes Linares.

ASUME CONTROL LA MARINA

Este lunes estuvo Osorio Chong en el sur de la entidad, donde anunció que la Marina Armada de México asumirá el control de la seguridad en Veracruz.

No es nada nuevo. A principios de 2011, el entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa, agobiado por la violencia desbordada,  anunció el programa “Veracruz seguro” que coordinaría estatalmente la SEMAR.

Pero en septiembre de ese año se dio un espectáculo dantesco en el principal bulevar de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, donde fueron arrojados 35 cadáveres sin que marinos ni militares que tenían acordonada la zona hotelera por la Reunión Nacional de Procuradores, se percataran.

Ahora, Osorio Chong habló de una mejor coordinación entre las fuerzas de seguridad federales, estatales y municipales. ¿Sólo por los 43 días que restan a la presente administración estatal? ¿O por qué el titular de la SEGOB no invitó al gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares a esta reunión, si como diputado federal el panista tenía trato directo con él porque presidía la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara baja del Congreso de la Unión? ¿Otra mala señal para el ex priista?

AMADEO: VOLVER AL ORIGEN

Ante el presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, líderes sectoriales, diputados, senadores, alcaldes y militantes priistas, el dirigente del Revolucionario Institucional en Veracruz, Amadeo Flores Espinosa, afirmó que en un partido moderno no debe haber más autoridad que la del Partido; por ello, dijo, “ni el chantaje, la facción o el interés económico pueden ser mecanismos de decisión”.

Flores Espinosa dijo que el PRI actúa con congruencia, eficiencia y eficacia, no sólo en la coyuntura temporal de los procesos electorales, sino también para establecer puentes permanentes de comunicación con los ciudadanos de todos los espacios sociales. “En el PRI somos congruentes con la transformación del país y la propuesta de nuestra dirigencia nacional, somos una organización política con el rostro limpio donde la transparencia y la rendición de cuentas se convierten en valores, normas y ejercicio de la función pública, en todos los niveles de gobierno”, insistió.

El líder estatal manifestó que se debe transformar al Partido en una organización que funcione como verdadero medio e instrumento de participación política y representación popular. “En Veracruz nos hemos propuesto volver a ser el PRI de la expresión social y de oportunidad para los verdaderos militantes”, por lo que anticipó que “no tenemos duda de que el Partido logrará muchas victorias en las elecciones del año próximo y regresará al gobierno de Veracruz”.

“Junto a usted –le dijo a Ochoa Reza–, los priistas veracruzanos vamos a contribuir en la construcción de un México mejor, más democrático y de justica social; un país de oportunidades, donde prevalezca la honestidad, la transparencia, la rendición de cuentas y el respeto irrestricto a ley”.

 

EL CASO COSOLEACAQUE

Como todas las semanas, no se pierda este martes a las 21:00 horas el programa de televisión por internet “Polaca a la veracruzana”, que se transmite por formato7.com y versiones.com.mx, entre otras páginas web del norte, centro y sur de Veracruz.

En esta ocasión, la entrevistada será la ex candidata a diputada local de la coalición priista “Para mejorar Veracruz” por el distrito electoral de Cosoleacaque, Karla Guadalupe Enríquez Merlín, cuyo caso está por resolver la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Por su convicción e inteligencia, la charla con esta joven militante del PRI promete estar muy interesante.