Los Políticos

Salvador Muñoz

Pudiera decirse que fue el PRD y el PAN… pero no, quien dio pie a que se tomara el Palacio de Gobierno fue el mismo Flavino Ríos Alvarado, gobernador interino de Veracruz, al quitar la aduana que casi hacía inaccesible la entrada a este inmueble que es de todos los veracruzanos… todavía un día antes de hacerlo, me dijo: “¿Qué hay que temer? ¡nada!”, y mantiene su tesis, tan así, que ese movimiento que empezó el fin de semana pasado con Jorge Flores Lara, secretario general del PRD, junto con alcaldes del mismo partido, continúa y se ha ido incrementando ahora con la presencia del PAN, donde hasta el senador Fernando Yunes Márquez se hizo presente acompañando a su hermano, el alcalde boqueño, en la demanda de los recursos que se les adeuda.

II

Este movimiento de ediles ha ido “in crescendo”, hasta se podría decir que en jerarquías, desde una posición “mamona” de quien escribe. Primero, llegó el secretario general del PRD con alcaldes a la secretaría de Gobierno… después, cuando los ánimos se caldearon un poco más, llegó Rogelio Franco Castán. Insisto, desde una posición simplista, hasta se podría decir que el dirigente del Sol Azteca en Veracruz mostraba de cierto modo “músculo político” en un área a la que en los últimos días se le ha destinado. Luego se hizo presente la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morga… pero entonces aparecieron los panistas…

III

¡Y no cualquier panista! Apareció el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, blandiendo fotografías de un rancho de Javier Duarte de Ochoa ubicado en Valle de Bravo, que ocupó la primera plana de “Reforma” el día de ayer. En un momento dado, el panismo (¿o el yunismo?) acaparó los reflectores de la lucha que había iniciado el PRD… incluso, se regó el rumor de que el Gobernador electo se haría presente en esta “toma de Palacio de Gobierno” para apoyar moralmente a los alcaldes que pernoctaron para no abandonar su protesta… ¡pero no! ¡hubiera sido un craso error! Si hay que apoyar, mejor desde la barrera, y no por falta de valor, sino por táctica política…

IV

¿Táctica política? Bueno, la manta que se desplegó el día de ayer desde los balcones de Palacio de Gobierno demandando la intervención de la Federación, explicaría mejor la prudencia de Yunes Linares, porque hoy, en estos momentos, a nivel nacional, Veracruz dejó de ser visto como la entidad del prófugo de la justicia Javier Duarte, para tomar otro matiz: Veracruz, el de la ingobernabilidad, donde los alcaldes de todos los partidos (ya los ediles priistas apoyan las demandas de sus homólogos) “toman” Palacio de Gobierno. Es decir, la atención ahora está puesta en la inestabilidad política que vive la entidad. Si Yunes Linares se apareciera por el Palacio de Gobierno, sin querer, se le pudiera ceder el estandarte de una movilización que exhibe la falta de voluntad de un gobierno federal por atender el reclamo de las autoridades municipales… y eso no queremos que ocurra.

V

¿Por qué no queremos que eso ocurra?

Porque a un mes de que Miguel Ángel Yunes Linares llegue a Palacio de Gobierno, hasta el momento, sólo tenemos una constancia, sellada por Atención Ciudadana, de la demanda que ha hecho el Gobernador Electo para ser recibido por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, sin que hasta el momento se sepa, ni un “telefonazo” (palabra en desuso) le haya echado para saludarlo como lo que es… Gobernador Electo. ¡Imaginen! Si Peña no recibe a Miguel, ¿qué esperanzas tenemos los veracruzanos de que atienda la demanda de los alcaldes del PRD, PAN y hasta del PRI y los que se acumulen?

Con una cuenta regresiva al primero de diciembre, se está a la espera de 11 mil millones de pesos que permitan una salida decorosa para el gobierno de 40 días y cacho de Flavino Ríos y una entrada que sea el principio de un mejor Gobierno con la toma de protesta de Miguel Ángel Yunes Linares… por supuesto… será un mes complicado cuando hay gobiernos que exigen, un gobierno sin dinero y un gobierno que todo indica, quiere fastidiar al gobierno que entra.

smcainito@nullgmail.com