Los raspones de la delegada

Salvador Muñoz

Su afición por el ciclismo de montaña, así como la política, la han llevado a cruzar varias metas… pero también a sufrir serias caídas y raspones. El poder desgasta y se desgasta, lo sabe y tan así, que lo ha vivido pero siempre bajo una premisa: “el capital político no me preocupa; me importan los resultados”. ¿La senaduría? No “futurea”, ahora tiene en mente el Issste, donde Renato Alarcón Guevara hizo un buen trabajo. La plática es obvio, con la actual delegada del Issste, Elizabeth Morales.

II

Durante muchos años fue asidua nadadora pero hoy, participa en el ciclismo de montaña en la categoría de “40 y más” y ha sufrido algunas caídas con sus consecuentes raspones… “como en la política”, se le agrega.

Su gusto por el deporte lo ha trasladado al servicio público. Los gimnasios al aire libre en algunas colonias o en la avenida Xalapa, siendo el más popular, dan fe de ello. Pero esto no inicia durante su gestión como alcaldesa de Xalapa, sino cuando fue diputada federal y le preguntan qué Comisiones le interesarían: Salud, Grupos Vulnerables o Radio y Comunicación, y al final, le dan la Comisión del Deporte.

Allá, la mayoría de los recursos estaban destinados sólo para Atletas de Alto Rendimiento; agregando que en los ayuntamientos se preocupaban más por atender la demanda de pavimentación y drenaje; y si a ello se le adereza que se vive en un país donde impera la obesidad y diabetes, fue entonces que como legisladora federal pugnó porque se destinaran recursos a los alcaldes para generar espacios deportivos. Fue entonces que así, desde hace años, entrelazó deporte y salud.

III

Dicen que Lorena Martínez, delegada federal del PRI la puso en el Issste. Elízabeth Morales comenta que el único lugar donde la ha designado Lorena, fue en Profeco y de eso, hace año y medio. Dicha Procuraduría es su primera experiencia en los terrenos del Gobierno federal y tuvo la fortuna de contar con gente en dicha área que sabe y resuelve. Así, con el conocimiento de este personal en combinación con las ganas de hacer mejor las cosas en Profeco, Morales García comenta que deja un legado interesante que ya se busca replicar en el resto del país: reducir la solución de las quejas contra la Comisión Federal de Electricidad (quien tiene el nada honroso primer lugar) para pasar de 120 días a cinco días. A ello, agregue que si usted se queja ante Profeco por un pago excesivo, la CFE no le puede “cortar” el servicio por ningún motivo.

Recuerda el caso de un futbolista de los Tiburones Rojos, quien se presentó ante la Profeco porque le querían cobrar once meses de servicio porque el departamento que rentaba tenía “diablitos” pero él sólo llevaba un mes de renta. Al final, pagó lo justo… el mes.

IV

Va para una semana que asumió la delegación del Issste. No es una tarea fácil más cuando el derechohabiente exige atención de calidad y calidez. Encuentra a su arribo talento humano en el Instituto; no deja de reconocer el trabajo que hizo el anterior delegado, Renato Alarcón Guevara, lo que la compromete aún más, ya sea a mantener el mismo ritmo o superarlo, y no por competencia, sino en función del derechohabiente. Ello la hace estar de tiempo completo en la Institución en aras de empaparse en las diversas áreas que componen su trabajo… ya estuvo cuatro horas con la subdelegada médica, otro tanto con el área administrativa y hasta se da tiempo para responder a aquel usuario que por las redes sociales la cuestiona… de lo que sí por el momento no tiene tiempo, es para hacer ciclismo de montaña, por eso, cuando le dicen que “ya la candidatean” para el Senado, responde: “No me distraigo… me concentro a trabajar… aún con raspones”.

smcainito@nullgmail.com