El PRI en Boca y Orizaba

Salvador Muñoz

El pasado 21 de mayo del 2015, Carolina Gudiño, candidata a diputada federal del partido Verde Ecologista, entre sus promesas de campaña se comprometía “a gestionar mayores recursos para las fuerzas armadas y la seguridad de sus familias, con la finalidad de favorecer y recompensar el trabajo que realizan todos los días en pro de la sociedad”.

El compromiso no era al vacío. Estaban presentes el almirante Carlos Federico Quinto Guillén, candidato plurinominal de la alianza PVEM-PRI; Alfredo Ferrari Saavedra, en ese entonces presidente del PRI estatal; Chery Bravo, presidenta del Verde en Boca del Río, así como Sergio Lara Montellano, quien era el prospecto antes que Gudiño, como potencial candidato a la curul federal pero por el PRI. Dos años después, ya no el PRI, sino el PVEM, le dan la oportunidad al Almirante retirado a buscar la alcaldía de Boca del Río.

II

Este fin de semana, Lara Montellano hizo lo que estratégicamente mejor le conviene: reunirse con la militancia del PRI, en especial con el grupo Unidos por Boca del Río, que entre sus cartas, llevaban tres para buscar la candidatura: Elsa Tejeda, Isabel Collado y Martín Ramos, para quienes el Almirante retirado es un perfecto desconocido.

Sin embargo, al menos en el Grupo UxBdR, no se cierran si el candidato del Verde trae buenas propuestas.

El caso de Lara Montellano es ejemplo de lo que tienen que hacer muchos candidatos tanto del PRI, como de la alianza con el Verde, porque antes de convencer al elector para que voten por él, tendrán que hacerlo primero con la militancia y en el caso de Boca del Río, con más razón al igual que en el Puerto, donde el PVEM carece de cuadros y por ende, de votos, porque se quiera o no, militancia priísta hay tanto en Veracruz como en Boca, ¿pero “ecologistas”?

III

(Por cierto, entre los boqueños del PRI que buscaban la candidatura, aparece el nombre de Carlos Nosti Piedra, novio de Andrea Yunes Yunes, y por la misma razón, le estaban endilgando al Senador Héctor Yunes cualquier posición que “amarrara” el yerno por considerarlo del clan yunista… aunque hay quienes lo consideran del corral chavista… fidelista… o duartista. Por eso recuerdan que Carlos Nosti empezó como asistente de Karina Cano en la administración municipal de Chava Manzur Díaz y posteriormente brinca como titular de Servicios Municipales.

En pocas palabras, si acaso “amarra hueso”, los priístas boqueños ven más a un chavista, fidelista o duartista que a un yunista… a últimas, lo más seguro es que sea ¡andreísta!

IV

Mala señal para el PRI de Orizaba cuando al candidato de Juan Manuel Diez Francos lo abuchea la raza durante la Expori.

En video que circula por las redes sociales, Igor Rojí, quien fuera empleado de la administración del alcalde, pasó a entregar un reconocimiento a Los Tigres del Norte durante su participación en la famosa feria chayotera. En cuanto Igor Rojí hace uso de la palabra, empezaron los abucheos en su contra.

Si el PRI quería medirle el agua a los camotes, el termómetro fue exacto.

Mientras eso sucedía, a manera de atemperar la quemada, el priísmo local en voz de Martín García Limón, Toña López y Caro Solís Herrera, sin esperar los tiempos, dieron lectura a un ‘acuerdo de postulación’ en favor de Igor Rojí López “declarándolo” candidato del PRI haciendo a un lado la impugnación que interpusiera Elvia Ruiz Cesáreo, misma que se supone, el CDE del PRI debe resolver, por lo que en pocas palabras, al menos hasta este domingo, sin una resolución, ¡no puede tener candidato Orizaba!

¡Ojo! porque al igual que en muchos municipios, en Orizaba se está dejando de lado a los sectores y grupos, y entre éstos, está el de Fidel Kuri Grajales que quiere hacer su roncha en Veracruz; el de Vïctor García Trujeque o el de Tacho Mendizábal…

Dijeran los cronistas: En Orizaba, “esto no se acaba ¡hasta que se acaba!”

smcainito@nullgmail.com