Sin tacto

 

Por Sergio González Levet

 

Todos ganan

     Singular el resultado de las votaciones del domingo 4 en Veracruz, en donde todos los partidos contendientes, aunque no ganaran, se sienten satisfechos con lo que obtuvieron.

     El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares disfruta de la victoria porque la coalición PAN-PRD ganó 113 ayuntamientos y tuvo más de un millón de votos a su favor. Y está particularmente contento porque su hijo Fernando Yunes Márquez, el Senador con licencia, arrasó en el Puerto de Veracruz y se completó el círculo mágico azul de la conurbación Veracruz-Boca del Río-Medellín.

     Singular también para MAYL el contraste de esta elección, que significa un gran triunfo con 113 municipios ganados, cuando en 1977, siendo Presidente estatal del PRI, ganó 103 municipios y fue para él una gran derrota.

     Se demuestra de esa manera que no es lo mismo Los tres mosqueteros que 20 años después, pero al revés.

     El PRI en Veracruz respira aliviado porque mantuvo su piso de votación, 700 mil votos a su favor que lo mantienen como un partido competitivo para la elección del 2018, en la cual se dirimirán diputados locales y federales, Gobernador del Estado, senadores y Presidente de la República.

     Los priistas le reconocen a Renato Alarcón su trabajo como dirigente estatal, y que logró la hazaña de mantener la cohesión de un partido que estaba devastado en lo interno y con el problema de la mala imagenpara una población que hacía tabla rasa y acusaba a todos por el desastre que hicieron unos cuantos, los depredadores duartistas.

     El Partido Verde está anclado a las derrotas y victorias del PRI, y también comparte el optimismo hacia 2018, cuando seguirá en alianza con los tricolores, que tan buenos resultados le ha dado.

     Morena celebra sus victorias en cuatro municipios importantes y cruciales: Xalapa, Coatzacoalcos, Poza Rica y Minatitlán. Esas cerezas del pastel endulzan el trago amargo de que su votación total se redujo en relación con las elecciones del año pasado, pues habían obtenido 900 mil sufragios y ahora fue de 550 mil, en números redondos.

     Pero Andrés Manuel López Obrador sigue con su sueño vivo en Veracruz.

     Y por su parte, los partidos chiquitos recibieron buenas tajadas del pastel, en particular el Panal, que con 200 mil votos ganó 18 municipalidades, mientras Morena con más del doble solamente tendrá 17 ayuntamientos. Contaron la participación en su favor de los profesores organizados alrededor de la Sección 32 y la eficiencia de quien o quienes operaron políticamente este proceso para presentar buenos candidatos turquesas en lugares estratégicos.

     Hay que añadir el buen sabor de boca que dejó a los xalapeños la participación del honorable empresario Nicanor Moreira Ruiz, quien se proyecta como un nuevo Ricardo Ahued que se pelearán los partidos en las sucesivas elecciones.

     Movimiento Ciudadano se conforma en la entidad con nueve ayuntamientos, que sumará a su fortaleza en el Estado de Jalisco.

     Y sorprendentemente, el PT ganó cinco ayuntamientos… los mismos que obtuvo Gonzalo Guízar Valladares a través de su partido, Encuentro Social, con lo que demuestra que es un político serio, profesional y muy eficaz.

     Claroscuros de una jornada electoral en la que hubo de todo, que fue reñida, y que se definirá hasta el próximo miércoles, cuando el OPLE dé los resultados oficiales…

     Que no serán definitivos…

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet

www.journalveracruz.com