Tragos de café

Por David Carrión Rosales

Lo que dejaron las campañas

Los tragos amargos de café se tomaron desde el expectante asiento del ciudadano al terminar la jornada electoral.

La incertidumbre de la votación movió los cimientos de todos los bunkers. La expectación que se vivió en las casas de campaña duró hasta la madrugada.

Son momentos de triunfo y fracaso para aquellos valientes que participaron, que dejaron el todo por el nada, que rompieron suela y evaporaron saliva.

Nadie podría considerarse victorioso por completo, ni derrotado perfecto.

El cargo de conciencia y baño de pureza de una participación que ronda el cincuenta por ciento no debería sentir ganador al electo, ni acoquinado al perdedor.

Las campañas dejaron atrás un cúmulo de sueños sin cumplir, intenciones que llenarán panteones, y desvanecieron las ideas del futuro y los tantísimos deseos del idealismo de una sociedad nueva.

El duelo del estadista lo aterriza, momento en el cual evoca su dureza cuando el resultado le es adverso.

Detrás de él está el equipo, los asesores, los coordinadores, los recaderos… pero sobre todo, el ideal.

A nosotros los ciudadanos que votamos nos queda seguir en la historia de nuestra ciudad. Siguiendo de cerca a aquellos elegidos por un puñado de nosotros.

No soltando nuestras críticas feroces sólo por no estar en tiempos electorales.

Llegó el momento de la reconciliación fraterna con el de enfrente, con aquel que empecinado en la figura o necio en la ideología nos convencía del cambio o de la perpetuidad.

Ellos son electos, ahora nosotros somos gobernados. Al fin y al cabo, nuestros empleados, nuestros funcionarios y nuestra burocracia.

Los tragos se acabaron y seguramente muchas tazas se bebieron en las interminables negociaciones, el café, como siempre en esta tierra, el pretexto perfecto…

Café exprés

Leo en twitter a Rafael Cabrera @raflescabrera “Siento que votar en México sirve, más que para elegir un tipo de gobierno, para elegir con qué tipo de corrupción queremos vivir”

No sé si es el peor de los mundos posibles, o un optimista con criterio.

@DavoCarrion

www.journalveracruz.com