Los 3 independientes

Salvador Muñoz

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Si los datos son precisos, en Veracruz, la participación de los independientes en números redondos es de 62, de los cuales, sólo 10 mujeres participaron en esta figura de elección reciente… ninguna ganó.

Ahora que si desmenuzamos a los candidatos independientes, de estos tres triunfadores, al menos dos tienen un ligero detalle que nos hace recordar a partidos como el Revolucionario Veracruzano, que cuando no encontraron cabida (en ese caso) en el PRI, voltearon sus ojos hacia el PRV y allí triunfaron. Nos referimos al caso concreto de Isaac García Álvarez y Tavo Pérez Garay.

En el primer punto, en el 2010, Isaac compitió y ganó bajo las siglas de Nueva Alianza, con 1 mil 489 votos siendo su más cercano competidor el PRI y sus aliados, con mil 390 sufragios.

Para el 2013, Nueva Alianza (que iba en coalición con el PRI y Verde en “Veracruz para Adelante”) pierde este municipio con el hoy desaparecido partido Cardenista con 862 votos. En esta ocasión, Isaac vuelve a competir con esta figura de elección popular, y gana con 1 mil 602 votos.

Sobre Tavo Pérez Garay quizás su historia sea más conocida por ser hijo de Octavio Pérez González ya fallecido (alcalde 2001-03) y Marina Garay Cabada (diputada local en la LX Legislatura 2004-07 y alcaldesa de San Andrés Tuxtla 2008-10), siempre bajo las siglas del PRI.

Octavio Pérez Garay fue diputado local en la pasada Legislatura y tras la derrota del 2016, renuncia porque descubrió que el priísmo había pisoteado a los veracruzanos. Entonces decide hacerse “Candidato Independiente” y gana con más de 17 mil votos. Hay que recordar que Manuel “Chendo” Rosendo Pelayo gana con casi 29 mil votos con la alianza “Veracruz para Adelante”. Hoy, por separado, el PRI obtuvo más de nueve mil 600 votos; el Verde, casi 2 mil 400; y Nueva Alianza, 392.

En ambos casos, tanto en Isaac como en Tavo, se pudiera decir que de cierto modo ellos dos ya contaban con un capital político que fue generado en partidos políticos… quizás uno más reciente; quizás otro, con larga trayectoria venida desde sus padres.

El tercer caso, el de Christian Romero Pérez, candidato independiente triunfador en Tlacotalpan, pudiera decirse que es el más puro de esta figura de elección popular. El ingeniero, como le dicen algunos en este bello municipio, inició con un Movimiento Social llamado Personas Ayudando a Personas y con dos iniciales: RC (Rancho El Cocal) que al final, en la boleta electoral se transformaron en CRP (Ya las siglas de su nombre), aunque eso sí, prevaleció la silueta de la cabeza de un caballo, su otra pasión.

La labor social que inició y multiplicó lo llevó a superar por más de 200 votos al PRI-PVEM y dejar fuera de la contienda al PAN, que aún gobierna bajo la figura de Homero Gamboa.

En sí, Christian Romero sí hace válido el término “Independiente”, lejos de siglas, partidos o colores… muy diferente al de los otros dos triunfadores en la contienda electoral en esta “categoría”.

Por cierto, ¿qué tienen en común Christian Romero Pérez y Paco Molina Arrioja? Bueno, además de ser candidatos triunfadores (Tlacotalpan y Carlos A. Carrillo), el primero es sobrino de quizás uno de los mejores inspectores de Policía que haya tenido Acayucan (¿o Veracruz?), Ricardo Romero Vergara, quien a la vez es cuñado de Paco Molina, por cierto, primo-hermano del dirigente de la CNC, Juan Carlos Molina Palacios. Así, mientras Christian hace la hombrada de vencer al PRI-PVEM en Tlacotalpan y dejar fuera al PAN de la alcaldía, Paco Molina se llevó el 65 por ciento de la votación, curiosamente, por el PRI-PVEM… por supuesto, el líder cañero, loco de contento y Romero Vergara, por partida doble.

smcainito@nullgmail.com