Las matemáticas del poder

Salvador Muñoz

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón… La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

En términos de las Matemáticas del Poder, efectivamente, en ese tiempo, Yunes Linares pierde 107 de un total de 212 municipios y se enfatiza la derrota porque él era parte del Sistema que en esos momentos gobernaba en Veracruz bajo la batuta de Patricio Chirinos Calero.

Es curioso, pero en 2010, cuando Jorge Carvallo Delfín es dirigente del PRI, pierde 122 alcaldías de las 212, es decir, quince más que las de Yunes Linares, esto, en la transición del poder de Fidel Herrera a Javier Duarte de Ochoa. ¡Ah! Pero como se ganó la Gubernatura, poco ruido se le hizo al nuevo récord en derrotas y hasta la fecha, hay quienes insisten en ver las 107 derrotas de 1997, como las peores del priísmo.

Tres años después, Yunes Linares es desbancado del nada honroso segundo lugar en derrotas, para dar paso a Chilly Willy, quien en 2013, pierde en 119 municipios… pero como se vivían tiempos de jauja al lado del duartismo, esas derrotas no hicieron mella ni en la memoria de quienes insisten en seguir achacándole la peor derrota electoral en municipales del PRI a Yunes Linares.

Hoy, las Matemáticas del Poder, según yo, insisto, le dan su justo lugar a Renato Alarcón Guevara, dirigente del PRI. Ya sin tener al Sistema en el Poder como aliado, de 93 alcaldías que tiene el PRI como partido de oposición, logra el triunfo en 44 alcaldías (tres, sólo bajo las siglas del partido; 41, en alianza con el PVEM); es decir pierde realmente 49 municipios. ¡Eso es optimismo, chingao!

En 2010, el PAN obtuvo 90 alcaldías, aunque siendo sinceros, por sí solo, obtuvo 37 y 53 en alianza con el Panal.

Ese mismo año, el PRI por sí solo obtuvo siete triunfos y 83 en alianza con PVEM y el desaparecido PRV. ¿Ya observaron que la tendencia al final del sexenio de Fidel Herrera, al menos en municipios, era igual para abajo como en este reciente proceso municipal?

PRD, PT y Convergencia ganarían en 37 municipios.

En 2013, el PAN solo, obtiene 45 alcaldías, es decir, ocho más que en el proceso electoral aunque si se le resta el total que obtuvo con la alianza Panal, en ese proceso perdió la mitad de lo obtenido en el anterior.

En tanto, el PRD obtiene 32 triunfos, ya sin alianza. Convergencia logra 17 y PT, 5. Es decir la izquierda por sí sola, obtiene 54 alcaldías en 2013, o sea, 17 más que en el 2010.

Es de interés observar que se estaba a mediados del Duartismo, ya con el poder asentado.

Ahora, tras el triunfo de la Gubernatura por el PAN en alianza con el PRD, en esta su contienda como Sistema en el Poder, llega a 106 alcaldías que si comparamos con las 127 que tuvo en 2010 junto con las del PRD (que en esa ocasión fue en alianza peor con izquierdas), podríamos decir que perdió en comparación a hace seis años, 21 alcaldías.

Ahora que si comparamos los resultados actuales con el 2013 (cuando junto con el PRD sin ser aliados suman en conjunto 77 triunfos), podríamos decir que hubo un avance de más 29 alcaldías.

Insisto: Hay que observar el fin del sexenio del 2010 y ya el duartismo, a medio sexenio, en el 2013… quizás el hecho de ser Poder igual influya mucho cuando a la hora de las elecciones se trata y nuestra democracia siga siendo un pinche espejismo.

asmcainito@nullgmail.com