¡Y Héctor voló!

Salvador Muñoz

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría “invitado” Héctor “N” para presentarse ante la Fiscalía “N” para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo “N”.

No he escuchado el audio de Arturo Bermúdez y los señalamientos que hace contra Héctor Yunes Landa por varias razones, aunque la principal es que ¡me da hueva!

Pero lo cierto es que si es cierta la especie ésa de que fue citado (o “invitado”, para hacerlo más eufemístico) el Senador a presentarse ante la Fiscalía este miércoles a las siete de la mañana, déjenme decirle entonces al Fiscal Jorge “N” que Héctor “N” ¡ya voló!

II

Al parecer, la campaña alebrestada que inició Héctor Yunes Landa con miras a alcanzar la candidatura este 2018 por la Gubernatura, incomodó a más de uno o más bien al Uno, cuando la estrategia del Senador pareciera que es la misma que el hoy Gobernador utilizó para generar un ambiente propicio en aras de consolidar su proyecto por la Gubernatura: ser crítico del sistema en el poder.

Aunque también hay que reconocer que el mandatario estatal “no está manco”, dijeran, y es seguro que a cada crítica que reciba por parte del choleño, el otro choleño la ha de responder. De cierto modo, es curioso, pareciera que volveremos a vivir la misma película que nos ofreció Fidel Herrera Beltrán cuando pretendió hacer de Miguel Ángel Yunes Linares el Villano número uno de Veracruz y hasta buscó de un modo u otro, endilgarle el apodo de “El Perro” al hoy Gobernador, cuyo propósito sólo floreció en algunos medios afines al entonces amado, querido y respetado Tío Fide. La secuela la compró Javier Duarte, y vivimos un sexenio de ataques contra Yunes, el de la oposición.

III

Así las cosas, pareciera que hoy, y por decisión del poder en turno, Héctor Yunes está llamado a convertirse desde la oposición, en el próximo villano de la nueva película que ha de tener, por fortuna, menos duración que la que tuvo con su antecesor, su primo Miguel Ángel Yunes Linares, a quien le tocaron dos sexenios de ataques, golpes bajos y zancadillas.

El asunto es ¿por qué Héctor el villano? Puede ser de dos: Que se vea como el rival a vencer en este 2018 o se haya contagiado el Gobernador por ese espíritu de revancha, venganza y desquite que a veces el poder, por poder, te tienta a liberarlo…

IV

Como sea… al menos si pongo en una balanza a Arturo “N” y Héctor “N”, yo no le creería al primero en razón de que al estar detenido, ¿qué no haría o diría en aras de conseguir su libertad, canonjías, privilegios?

No hablamos de calidad moral, que conste… pero hoy, es más fácil perseguir a un Senador o “invitar” a declarar a una Diputada por unos audios, que llamar a cuentas a un presunto pederasta cuyos videos, en Santiago Tuxtla, lo exhiben pero no motivan la actuación de la Ley y mucho menos de la Justicia.

Como sea, Juan Manuel de Unanue se ha de quedar con las ganas de que le pongan el polígrafo a Sergio Hernández Hernández, digo, a Héctor “N” porque simplemente voló… voló a Colombia, donde ha de celebrarse el Parlamento Latinoamericano donde ha de sesionar…

Ojalá se dé tiempo el Gobernador de reflexionar… el riesgo de combatir monstruos es convertirse en uno de ellos.

smcainito@nullgmail.com