Odebrecht: ¿caerá Fidel?

Brenda Caballero

¿Hasta cuándo dejará de salir tanta porquería? Es lo que nos preguntamos los veracruzanos cuando escuchamos que sigue brotando corrupción por todos lados.

Erróneamente creímos que al detener a varios ex gobernadores entre ellos Javier Duarte de Ochoa, Roberto Borge, Tomás Yarrington, Luis Armando Reynoso Femat y Guillermo Padrés, todo terminaría allí; sin embargo parece que la historia apenas empieza y todos ellos fueron sacrificados para poder retener la gubernatura del Estado de México, la bien llamada Joya de la Corona.

Esta semana se confirmó lo que ya habían difundido columnistas, portales y periodistas que siguen el caso Odebrecht… ¡Veracruz estaba involucrado! ¡Había recibido sobornos!

En realidad el estado no, sino todo indica que el gobernador Javier Duarte de Ochoa, pues las transferencias bancarias empezaron a manifestarse después de que él fuera electo gobernador del estado, por 3 millones 754 mil dólares a una compañía veracruzana de Poza Rica llamada  Blunderbuss Company de México, que funcionó como empresa fachada, es decir que no tiene instalaciones y que aparenta operaciones comerciales, según documentos de la Fiscalía de Brasil a la que tuvo acceso Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Lógicamente esta información sale después de las elecciones para no tener “tantos afectados tricolores” pero antes de que el gobierno mexicano enviara la solicitud formal a Guatemala para la extradición de Javier Duarte.

Todo parece indicar que las autoridades mexicanas aplicarán el dicho: “Al perro más flaco se le cargarán las pulgas” aunque en realidad será al gordo Javier Duarte, pues más vale pintarle otra raya al tigre, antes de que caiga “alguien” de más peso político.

Pero ¿podría la investigación hacer caer al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán?

Seguramente Odebrecht arrastrará más responsables, y uno de ellos podría ser el Tío Fide, pues existen muchas coincidencias, entre ellas la visita del ex gobernador a tierras brasileñas, precisamente en el mismo año en que empezaron a realizarse las trasferencias de Odebrecht a la empresa veracruzana mediante una offshore, es decir una sociedad constituida en un paraíso fiscal que le permite realizar actividades comerciales, exentas de impuestos.

Además no olvidemos que la empresa fachada se constituyó en el año de 2008 en Poza Rica, Veracruz, fecha en la que Herrera Beltrán era gobernador. Todo estaba planeado, nada es casualidad.

Y lo comprueban los socios que integran Blunderbuss Company de México, personas de clase media baja, uno de ellos agente de seguros y otro ex empleado de una gasolinería que están muy lejos de ser los empresarios millonarios que hicieron obra en la refinería de Minatitlán o en la Planta Etileno XXI de Coatzacoalcos.

Y hablando de Coatzacoalcos y de la Planta Etileno ¿Por qué no revisan a fondo al suegro de Javier Duarte, Tony Macías? Seguramente debe saber algo de Odebrecht.

Y se ha preguntado, después de estas elecciones ¿Por qué no ha hecho declaraciones Fidel Herrera? seguramente ahora piensa que calladito se ve más bonito.

Pues podría ser moneda de cambio por Emilio Lozoya o Alejandro Martínez Sibaja.

II

Y hablando de elecciones, empresas fachada, operaciones financieras ¿Por qué será que en el Registro Nacional de Proveedores del Instituto Nacional Electoral hay empresas que el SAT señala que simulan operaciones?