“La cultura de la muerte

sigue ganado terreno”

Manuel Suazo Reyes

Metralla contra verborrea 

De qué sirve que el presidente Enrique Peña Nieto haya condenado –faltaba que los felicitara–el ataque que sufrieron el pasado sábado tres elementos de la Policía Federal en la ciudad de Cardel, el cualle quitó la vida a dos de ellos, al coordinador estatal de esta corporación Juan Camilo Castagné Velasco, al oficial Alberto Sánchez Ruiz y a otro oficial cuyo nombre se ignora, en el céntrico restaurante “La Bamba” de esa ciudad.

Los mexicanos, los veracruzanos, ya no queremos más palabrería, promesas y balandronadas, queremos resultados, vivir en paz, sentir en carne propia y en nuestro entorno el resultado de las promesas que nos hicieron, de abatir los índices delictivos en menos de seis meses, “porque hay experiencia”. Hemos sido un pueblo de gente noble, trabajadora, respetuosa, acostumbrada a vivir en paz y tranquilidad social, respetando para que nos respeten… pero todo eso de la noche ala mañana nos lo han robado.

El pasado fue un fin de semana sangriento, con veinte o más ejecuciones a lo largo y ancho del estado. Todas muy lamentables pero la que crispó más fue la de una familia de seis miembros en Coatzacoalcos, cuatro de los cuales eran menores de edad, sacrificados por quién sabe qué “personas”, que nos hizo hacernos la pregunta ¿y esos niños qué tenían que ver, porqué los sacrificaron, qué motiva a los asesinos a disponer de la vida de cuatro niños indefensos, porqué tanta saña, qué está pasando en Veracruz?

Y nos vuelven a hacer la observación: ¿para qué más ejército, para qué más marinos, para qué más elementos de la llamada gendarmería, para qué más policía estatal? Lo que hace falta es una estrategia de combate a la delincuencia que incluya trabajo de inteligencia y mucha voluntad política–más que promesas y epítetos contra los criminales– para que se tengan buenos resultados.

Sin embargo, hay ciudadanos que opinan que todo se debe a cuestiones de carácter político, que es la lucha por el poder entre cárteles que pelean por lograr o mantener en su poder la Presidencia de la República y la gubernatura del estado, células delincuenciales que ven en Miguel Ángel Yunes a un adversario difícil de vencer y es por eso que le incendian el estado para tratar de conseguir que cunda la ingobernabilidad. Y si esta hipótesis es cierta, ya nos cargó el payaso.

¿Qué culpa tenemos los veracruzanos de las luchas por el poder, que antes solo se dirimían en las urnas?, ¿porqué tenemos que pagar con vidas de inocentes las pugnas entre grupos políticos que disponen de sicarios?, ¿porqué pagar este altísimo costo que nos han impuesto por la incompetencia de funcionarios estatales y federales que no sirven para maldita la cosa?, ¿será que lo único que nos queda es encomendarnos a Dios como última tabla de salvación?

Nosotros, como creyentes católicos, ya lo estamos haciendo desde hace mucho tiempo, pero da tristeza pensar que es la única esperanza, cuando si tuviéramos autoridades competentes no tendríamos que recurrir a ella, a menos que fuera para fortalecer el alma y la fe.

¿Un millón de pesos?

No sabemos si esto funcione o no, pero con Javier Duarte también se usó el mecanismo de las recompensas a cambio de pitazos; ahora, el gobierno del Estado de Veracruz ha ofrecido una recompensa de un millón de pesos a quien, bajo la más estricta confidencialidad, proporcione información de los cuatro presuntos asesinos del comandante de la Policía Federal, Camilo Castagné Velasco, y dos elementos a su mando, hecho ocurrido la tarde-noche del sábado en Cardel.

En rueda de prensa en Palacio de Gobierno, el mandatario estatal Miguel Ángel Yunes Linares presentó imágenes de cámaras de videovigilancia ubicadas en el restaurante donde ocurrió la ejecución, donde se ve el movimiento de los cuatro sujetos que presuntamente son los autores de los hechos, desde su llegada hasta que se ubican en una mesa detrás de la que ocupaban los elementos de la Policía Federal. El resto de las acciones, el momento de los disparos, no se exhibieron seguramente por razones legales.

El PRI exige al gobierno yunista

Como partido de oposición que es y tomando las banderas de la exigencia al gobierno para que cumpla con sus obligaciones, el dirigente estatal del PRI Renato Alarcón Guevara, en un comunicado de prensa emitido ayer urgió al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares a que cumpla con su compromiso de acabar con la delincuencia en Veracruz. “Es indispensable –dice Alarcón Guevara en una parte de su discurso–que ¡ya, ya, ya! Miguel Ángel Yunes Linares ponga al frente de las instituciones a personas capacitadas y con experiencia, que ofrezcan resultados inmediatos ante una situación que se ha vuelto insostenible para la ciudadanía”.

Y en una arenga dirigida al actual mandatario veracruzano, le dijo:

“Señor Gobernador, utilizo sus propias palabras y le digo que éste no es el Veracruz que queremos los veracruzanos. El ataque contra la violencia incontenible requiere de valentía, pero también de inteligencia y de mandos experimentados. ¿Cuánto más tendremos que esperar a que usted tome las decisiones necesarias? ¿Cuánto más tendremos que esperar para que releve a los mandos de seguridad del Estado y ponga al frente a personas con conocimiento profundo en la materia?”.

Se calentaron los lésbico-gays contra la familia

El pasado fin de semana llegó a Veracruz el “Autobús de la Libertad”, que ha recorrido diferentes estados de la República, sin embargo, a su arribo a Boca del Río fue vandalizado, en la madrugada, por sujetos desconocidos que aventaron pintura sobre el autobús.Nadia Carolina Mora Romano, psicóloga del Frente Nacional por la Familia en Veracruz, señaló que el autobús a su llegada fue estacionado en la calle Tiburón del fraccionamiento Costa de Oro, donde fue atacado este camión que promueve el derecho de los padres a tener intervención en la educación que se le da a sus hijos y el derecho a que la educación sea científica y no ideológica.

“Le echaron pintura, no supimos quién. Somos gente de paz, nosotros nunca hemos atacado a nadie, a ninguna persona, a ningún grupo, creo que no nos merecemos esto, nosotros somos respetuosísimos de toda manifestación, somos libres de expresarnos y lo mínimo era recibir respeto”, comentó, sin embargo, las organizaciones de lesbianos les hicieron sentir la fuerza que tienen en Veracruz… Lo que faltaba.

El clero, con la familia tradicional

Sobre la presencia del llamado “Autobús de la Libertad” en Veracruz, el arzobispado de Xalapa explicó con detalle ayer en su mensaje dominical.

“El Autobús de la Libertad –dice el semanario Alégrate- reclama el derecho primario de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas. El Autobús representa a millones de padres que han tomado conciencia sobre la importancia y valor que tiene la familia y que se niegan a que sus hijos reciban cualquier tipo de educación que no esté sustentada en la ciencia y en la razón. A eso se debe la denuncia y el rechazo de la ideología de género pues ésta presenta como algo normal algo que no corresponde a la naturaleza humana. “Para la Ideología de Género, la verdad es fantasía. Dice que ser hombre o mujer son características humanas que se adquieren por la cultura de cada sociedad. Parte de que la sexualidad es una construcción social, aunque biológicamente se nace hombre o mujer con genitales propios del sexo. Entre otras cosas, todo esto pretenden enseñárselo a los niños, a escondidas y sin el consentimiento de los padres” En el caso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Organización ConFamilia, denunció que “la familia en México no sólo no ha sido protegida, sino que incluso se le ataca continuamente desde el Estado” pisoteando sus derechos humanos fundamentales. ConFamilia señaló que uno de los ataques de los que son víctimas los hijos por parte del gobierno federal es “la información falsa, manipulada e ideologizada que es dirigida a ellos a través de las Secretarías de Educación y de la salud”. Y ante esta situación, señala la organización, la CNDH, en el mejor de los casos, ha sido omisa en el cumplimiento de su responsabilidad con las familias mexicanas, cuando no la ha atacado. “Se percibe una falta de acción decidida de parte de la CNDH para defender el derecho de los padres a educar a sus hijos y el derecho de las familias a ser protegidas por el Estado y la sociedad. Y desde luego aquellos otros derechos relacionados con la necesidad de que las familias cuenten con niveles de vida dignos en trabajos, vivienda, alimento, vestido y transporte”. Es lamentable que los derechos humanos contemplados en los tratados internacionales que México ha firmado, no sólo no se respeten sino que incluso se estén inventando otros derechos. Todos estos mensajes ha estado difundiendo el Autobús de la Libertad durante su paso por pueblos y ciudades. Por eso vale la pena escucharlo”. Y valió la pena.

REFLEXIÓN

Junto con los vecinos del fraccionamiento Las Fuentes de Xalapa, otros de más colonias se organizan para armarse y hacer frente a la delincuencia. Lo hacen ante la impotencia de las autoridades para brindar seguridad a los ciudadanos. Escríbanos a mrossete@nullyahoo.com.mx formatosiete@nullgmail.com www.formato7.com/columnistas