Carta abierta del Diputado, Carlos Antonio Morales Guevara:

 

A LA OPINIÓN PÚBLICA:

En mi carácter de ciudadano y de representante popular del Distrito IX con cabecera en Perote, del cual me enorgullece representar, manifiesto mi rechazo absoluto a la opacidad y al obscurantismo que se está dando en torno al proceso de renovación de la Presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Cuando se instaló la Sexagésima Cuarta Legislatura, se construyeron diferentes acuerdos que hoy en día parecen ser olvidados por quienes participaron en ellos, refiriéndome en específico al Diputado Sergio Hernández Hernández, actual titular de la Junta de Coordinación Política.

Uno de esos acuerdos era el relativo a la rotación de la titularidad de dicho órgano de Gobierno, que para efectos del último párrafo del artículo 31 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, se establece que, para la determinación de su Presidente, el número de diputados integrantes de los Grupos Legislativos se computará con base en el que corresponda exclusivamente a cada partido al momento de iniciar sus funciones la Legislatura, sin incluir a diputados provenientes de otros partidos, aunque hubieren renunciado a éstos de manera previa.

En ese sentido, no hay razón para incumplir acuerdos y mucho menos para violentar una norma emanada del Poder que representamos y que es el creador de las leyes y decretos que rigen en el Estado de Veracruz. En consecuencia, debemos enfrentar con madurez y determinación una situación que nuestra propia normativa interna nos establece. Y en caso de que subsistan las inconformidades conforme a sus intereses convenga, que sean las autoridades competentes, las encargadas de dar la interpretación a la norma que hoy quieren ajustar a su conveniencia.

Gracias a que en 2016, el Pueblo de Veracruz ejerció con civilidad y entusiasmo su derecho a elegir a sus representantes populares, por primera vez en la historia del Poder Legislativo, tenemos una pluralidad de partidos representados en el Congreso del Estado. Ello generó la necesidad de que al instalarse la Junta de Coordinación Política, se acordara una distribución justa y proporcional en su titularidad. El tiempo para el actual Presidente de ese órgano ha vencido, y ahora corresponderá al Coordinador del Grupo Legislativo de MORENA asumirla, así como finalmente tocará su lugar al Coordinador de Grupo Legislativo del Partido Revolucionario Institucional.

En reiteradas ocasiones, con la responsabilidad y el profesionalismo que les caracteriza, los medios de comunicación han dado cuenta de diversas irregularidades en el trabajo del Presidente de la Junta de Coordinación Política, a tal grado que se ha advertido como un problema que nunca antes suscitado en esta Soberanía, por lo cual se ha puesto en entredicho su imagen, misma que es contraria al trabajo que cada uno de los Legisladores que sí estamos comprometidos con los veracruzanos hemos venido impulsando. ¡Basta ya de opacidades y simulaciones!

Como representantes populares tenemos una alta responsabilidad con más de 8 millones de veracruzanos. Ellos esperan de nosotros una actuación digna y ejemplar, en pocas palabras, exigen que estemos a la altura de las circunstancias y retos actuales. No nos pagan para que seamos evasores de la Ley ni para afectar el debido funcionamiento de un Poder creado para que la voz del pueblo se haga valer.

Es momento de redoblar esfuerzos y tratar de impulsar a nuevos horizontes a Veracruz, un Estado con una grandeza que lamentablemente, no han comprendido ni dimensionado quienes hoy tienen la responsabilidad de llevar las riendas de esta tierra prodigiosa. Tal pareciera que existe el propósito de llevar a la ruina a un Estado por el cual las veracruzanas y los veracruzanos desde temprana hora se esfuerzan por progresar y triunfar en la vida. Esto, insisto pareciera no significar por quienes estando en el poder se conducen de forma negligente, insensible e indiferente a los problemas de la población.

Xalapa de Enríquez, Ver; a 8 de septiembre de 2017

Diputado Carlos Antonio Morales Guevara