El citatorio a FHB y priístas vs Miyuli

Salvador Muñoz

El dilema que se dio ayer fue si el citatorio de la Fiscalía que llegó a las puertas de uno de los domicilios de Fidel Herrera Beltrán era una respuesta a la petición que hizo Erick Lagos de transparencia y rendición de cuentas al Gobierno de Veracruz por el caso “Yúnete”. Como sea, creo que ambos eventos tienen su importancia y relevancia, ajena a las emociones propias que desencadenan los “ismos” de cada quien.

En lo particular, en el caso del PRI, andan muy desfasados en sus reacciones… si bien es cierto que hoy, como oposición crítica deben reaccionar a los hechos del Sistema en el poder, y en un momento dado convertirse en “reactivos”, respondones, ¡uta! pero no deben ser de “reacción retardada”.

Supongo que la respuesta a un hecho que ocurrió con este jueves, hace cinco días, el sábado pasado, fue por eso… ¡se les atravesó el fin de semana! A ello hay que agregarles que los diputados locales del PRI y Juntos por el Varo  estaban enfrascados en el agandalle de “Chueco” Hernández con la Junta de Coordinación Política ¡que se les pasó de humo el caso de “Yúnete”!

Para más, si esto fuera un juego de damas inglesas, se podría decir que el gobernador les comió varias piezas en una jugada, al separar de su cargo a los involucrados en el “Yúnete” y rematando con la carpeta de investigación que se abrió en la Fiscalía General del Estado… Damas Inglesas es una analogía, no quiere decir que se los haya pasado por las ingles…

No obstante ello, la demanda de transparencia y rendición de cuentas por parte de Erick Lagos Hernández igual se presta a chunga… mayor peso hubiera tenido en cualquiera de los dos senadores, ahora, si me apuran, en una de ésas, mejor se hubiera visto que lo hiciera Pepe Yunes Zorrilla, quien ya anda encarrilado después del “entre” que se dio con el secretario de Finanzas, Guillermo Moreno Chazzarini precisamente por eso, por exigir transparencia y rendición de cuentas al Gobierno estatal.

Bueno, pero no fue así y si bien, Erick Lagos refleja más vestigios del fidelismo y del duartismo, la demanda es un sentir generalizado hacia la autoridad gobernante, sea panista, priísta o de cualquier otro partido… queremos de nuestras autoridades transparencia y rendición de cuentas.

Ahora, por otro lado, el hecho de que se haya entregado un citatorio en una de las casas de Fidel Herrera Beltrán ubicada en Xalapa, igual no deja de ser una demanda, si bien no generalizada, sí exigida por dos vertientes: la legal y la popular.

La legal ayer se cumplimentó cuando se dejó pegado sobre la puerta de su casa un citatorio para que acuda el ex gobernador por una denuncia interpuesta por el actual titular de Salud, Irán Suárez Villa, con motivo de medicamentos clonados en pacientes enfermos de cáncer.

La popular puede tener varias aristas que van desde que dejó como Gobernador a Javier Duarte de Ochoa, desde las obras inconclusas que dio como terminadas, y por ser cómplice (directo o indirecto) del saqueo a Veracruz.

Al final, sea con afanes de justicia, de aplicación de la Ley, de transparencia y rendición de cuentas, para cualquiera de las partes contendientes y las que se acumulen, como puede ser Morena, el objetivo se enfoca a un destino: el 2018.

Mientras, a esperar ansiosos la siguiente jugada, la siguiente baraja, el siguiente round, sea del PRI, del PAN, de Morena… ¡de quien sea! De aquí al otro año habrá mucho material qué comentar.

smcainito@nullgmail.com