Por Camilo González de León

Es como escribir sin independencia, sobre todo como legislan los legisladores de Veracruz, que ahorita son la falsa independencia de la ira electoral consumada, a veces sin rigor, a veces maiceada, a veces bailando, chayoteadas diría El Ilustre; fideleada por las plumas negras anauyacadas.
Y si no saben hacia dónde voy podría decir que el Secretario de Educación (en funciones de Osorio Chong local) ha logrado conjurar un equipo de brujos que han logrado sortear no sólo el enquistado sistema priista de rapiña burocrática a través de la SEV ( saludos Edgar y Vicente de parte de Daniel Lugo ) sino que incluso lograron informar mejor que la Secretaría de Protección Civil sobre las condiciones elementales de las escuelas, tanto que aún incluso dando el secretario Aurelio Nuño la instrucción de suspender clases en el estado (con mayúsculas sería la Nación, diría mi colega Carlos Ronzón) se le convenció con argumentos a la autoridad federal a partir del trabajo de la autoridad educativa local de que Veracruz tenía que cumplir con el ciclo escolar, como diría mi maestro Otto Granados.
Dirán, que qué barbero salió el buen Marc Anthony de los pobres lectores jarochos al defenderSEV, pero es que más bien quería poner el ejemplo para comparar, obviamente mañana, ya que ésta es un Breviario, el trabajo de los diputados (con menos que minúscula).