Partidos políticos vs mujeres
Por Camilo González
Ahora que el 50 por ciento de las candidaturas serán femeninas, y que los temblores le han cortado recursos a los partidos, nos damos cuenta que les vale madre, porque no viven de ese dinero, sino que viven del presupuesto y de lo que de él ganan: obras, moches, apoyo empresarial, relaciones.
Incluso, los partidos están dispuestos a renunciar a su financiamiento público ya que de el privado pueden recibir mucho más: los narcos van a aportar, los políticos que han robado pagarán campañas, los constructores estarán felices de poner algo que les va a ser retribuido.
Y las mujeres son de aparador.
De esta manera, vivimos en el mundo de los partidos: solamente servimos para servirles, cuando debería ser al revés.
Sólo falta que la élite religiosa haga lo suyo y renuncie a los diezmos, a los moches que los mismos políticos les exigen y brindan por igual, para que los grupos opresores de la ciudadanía (con la venia del estado o con la venia de dios) dejen de chuparle la sangre a la ciudadanía y aprovechándose de su miseria.
¡Dejen de vivir de el presupuesto, rémoras!