La deuda a proveedores
Por Camilo González

Si bien es cierto que fue la pasada administración la que,
irresponsablemente, contrató servicios que no pagó, yo propongo que
nuestros diputados federales (sobre todo los emanados del duartismo)
aporten los recursos públicos que reciben como dieta para el pago de
esta deuda, ya que muchos de ellos fueron pieza clave en la
elucubración… perdón, en la creación de empresas fantasma, razón por
la que se dejó de pagar a los proveedores reales, y con este gesto de
buena voluntad, podrían ir disminuyendo los pendientes que dejaron.
Y es tan grande la deuda, que en el Notiver del lunes nuestra
compañera Noemí Valdez dio cuenta de cómo el SAT sigue investigando a
Beto, a Erick, a Tarek (que por cierto buscan ser candidatos a la
diputación local de sus distritos para mantener su fuero -lo más
preciado que tienen ahorita), a Juan Manuel y a Vicente, debido
precisamente a su increíble enriquecimiento personal.
¿Será que ya han caído de la gracia presidencial?