Los 3 que pesan (Renato Alarcón)
Camilo González
Es el primer presidente del PRI nombrado sin tener gobernador priista. La crisis era tan dura que las únicas condiciones para garantizar la supervivencia del partido, era a través de la facultad extraordinaria del CEN para nombrar a un presidente interino que sacara adelante la elección.
Incluso no existían las condiciones para realizar una consulta, entre otras razones, ¡porque en el PRI de Veracruz nunca se ha hecho una consulta! Siempre fueron imposiciones vestidas de democracia.
Como dirigente, Renato ha mantenido un trabajo conciliador, y al grito de ¡no me ayudes, Comadre!, sacó una primera elección como oposición, con sus triunfos y sus alianzas; con lo más que pudo el PRI alejarse de la imagen del EX-TIRANO, cargando además con las rémoras de los diputados federales priistas veracruzanos, y que entre todos los amigos de JDO, son los culpables del desastre en el que estamos metidos.
Mientras tanto, quienes quedan como responsables son, además de Renato, mis queridos Pepe y Héctor, pues son los senadores electos en funciones y los representantes federales que tienen asignada la responsabilidad de mantener la gobernabilidad nacional.
Los tres tienen la experiencia y la capacidad para realizar el trabajo para el que fueron elegidos… ¡y para más!